¿Cómo ahorrar en la cesta de la compra de Navidad?

Anticipar las compras o evitar productos frescos de temporada, ideas interesantes para reducir el gasto en alimentación en Navidad

Ahorro en Navidad

Usa esta infografía en tu blog o web. Copia el siguiente código y pégalo en tus posts:

Fuente gasto anual: Estudios consumo navideño Deloitte

Hoy iniciamos una serie de posts centrados en el ahorro o la reducción de nuestro gasto en las navidades que se acercan. Recogiendo datos de consumo y consultando los principales estudios de tendencias de compra de los últimos años, pretendemos acercaros algunos consejos interesantes para hacer menos dura la cuesta de enero y celebrar la Navidad con menos desembolso económico.

Sin duda alguna, la cesta de la compra, referida principalmente a los alimentos que ingeriremos en las diferentes celebraciones durante las fiestas, es uno de los apartados más importantes en cuanto a gastos se refiere. Comer con toda la familia varios días alrededor de la mesa en Navidad supone un gasto elevado para todas las familias, en gran parte por el encarecimiento de los precios en los productos más demandados en estos días señalados.

¿Cuánto hemos gastado en la cesta de la compra de los últimos años?

Antes de nada observemos cuál ha sido el gasto medio de los españoles en la compra de alimentos en Navidad en los últimos años. Como puedes observar en la infografía inicial,  el gasto en alimentación en Navidad (y en el resto de partidas, en realidad) se ha visto muy reducido desde 2007, último año antes de la recesión económica, hasta la actualidad. De los 374€ de media en la cesta de la compra navideña de 2007 se llegó al mínimo de 180€ en 2010, la mitad. Eso nos muestra, por un lado, que la crisis ha causado un efecto dramático en el consumo navideño y, por otro, que es posible celebrar la Navidad con un gasto más contenido. Es interesante que antes de realizar cualquier compra te marques un presupuesto base en el que quieras moverte para no pasar apuros y celebrar con tranquilidad las fiestas. Todo ejercicio de previsión es positivo en términos de ahorro y consumo.

¿Qué productos pueden encarecer más nuestra cesta?

Sin duda, la composición y el tipo de productos de nuestra cesta de la compra es determinante en el precio. Es por ello que debemos conocer qué productos se encarecen más en Navidad, en qué porcentajes y podemos adquirirlos a un precio razonable sin tener que renunciar a ellos. Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de diciembre de 2012 nos revela los datos que buscamos. El estudio se centra en los productos frescos, que son los que más incrementan su precio a medida que se acerca la Navidad, y se comparan los precios un mes, 15 días y la víspera de Navidad.

Los productos que más se encarecen:
Angulas: 33%
Besugo: 29%
Ostras (por docena): 28%
Lubina de acuicultura: 24%
Merluza: 16%
Cordero lechal: 12%
Percebes gallegos: 8%
Langostinos cocidos no congelados: 6%

¿Cómo podemos gastar menos?

En el mar de datos y tendencias de gasto medio de cada familia o persona se encuentra el caso particular de cada individuo o unidad familiar. ¿Cómo reducimos el gasto en la cesta de compra navideña? Aquí os ofrecemos algunos consejos que pueden contribuir a un ahorro interesante.

  • Elegir los supermercados más baratos: es importante saber en qué establecimiento podemos encontrar un producto más barato. La ofertas de hipermercados y supermercados es cada vez más amplia, y a veces hay más diferencias de las que pensamos. Un estudio de la OCU de septiembre de 2013 nos muestra una comparativa de 1.164 establecimientos de toda España y confirma que el ahorro puede ser importante si sabemos elegir bien para cada producto, también en Navidad. Junto con el estudio dispones de un buscador para ver qué establecimientos más económicos hay cerca de tu casa.
  • Anticipar la compra: como hemos podido comprobar hay alimentos, principalmente frescos, que pueden encarecerse más de un 20% si apuramos su compra a días antes de la Navidad. Es por ello que, comprando con más días de anticipación, podemos lograr un gasto mucho más contenido que nos ayudará a realizar un desembolso más ajustado en las fiestas. La anticipación es la única forma de evitar el encarecimiento si apostamos por comprar productos habituales de estas fechas.
  • Evitar productos de temporada: en relación con el punto anterior, evitar productos de temporada siempre será sinónimo de ahorro en estas fechas. Además de carne y pescado, algunas verduras, frutas, hortalizas, frutos secos… de temporada también encarecen sus precios y con ello la cesta de la compra. Especial atención a la uva, producto estrella en Navidad que puede suponer un gasto alto con el que no contábamos pensando en una simple fruta. Castañas, almendras o nueces son también productos caros en esta época del año.
  • Buen producto pero menos típico: si unimos producto fresco a alta demanda encontramos los precios elevados que antes citábamos. Es por ello que optar por productos alternativos pero de buena calidad nos permitirán un buen resultado a menor precio. Sustituir el besugo por una buena lubina, el cordero por un redondo de ternera o  percebes, ostras y almejas por unos gustosos langostinos pueden ser buenas opciones. Así, buenas opciones, por ejemplo, serían elegir lubina en lugar de besugo, redondo de ternera o pularda en vez de cordero, o langostinos por percebes o almejas.
  • Pescado de acuicultura: otra opción interesante es la compra de productos que no encarecen tanto su precio en esta época. En lo referido al pescado fresco, el de acuicultura es el más apropiado. Se crían en acuicultura especies muy variadas y dignas de un buen plato o aperitivo en Navidad como el besugo, el rodaballo, los lenguados, las anguilas, el esturión, la trucha, la dorada, la tenca, el mejillón, las almejas, las ostras, los berberechos, el camarón,  o el pulpo.
  • Marca blanca: aunque la compra de marca blanca está muy extendida, los estudios todavía sitúan a la marca de fabricante como la primera opción en la cesta de la compra navideña. Sin duda, el precio se encarece con la compra de marca de fabricante, salvo excepciones, en una habitual apuesta del cliente por la confianza en la marca o por la calidad, si bien no siempre se cumple esta última premisa. Una buena elección de productos de marca blanca para Navidad (quizá no todos, pero sí un porcentaje del total) hará que la cesta de la compra baje su precio final.
  • Vinos y cavas económicos: contamos con la fortuna de vivir en un país con algunos de los vinos más buenos del mundo. Es por eso que, en Navidad, no es necesario un gran dispendio en vinos de importación o en champagne. Podemos encontrar buenos vinos jóvenes, incluso Rioja, y cavas de los mejores fabricantes por precios muy reducidos que nos permitirán un gasto bajo en bebida para las celebraciones.
  • Compra sin impulsos: en las compras en general y en las de Navidad en particular es importante no ser impulsivos si no queremos incrementar el gasto. Debemos saber que hay productos que estarán en lugares estratégicos para que acabemos por cogerlos nada más verlos, y ese es el gesto que debemos evitar. Para ello, nada mejor que una lista de la compra bien confeccionada después de consultar los mejores precios y opciones de compra en casa, con tranquilidad.
  • Compra online: otra forma de evitar la impulsividad es hacer la compra meditada online, excepto aquellos productos que queramos comprar in situ para verlos y valorarlos (como los frescos, principalmente). En este sentido, el estudio de consumo navideño de Deloitte 2012 revelaba que, en alimentación y bebidas, los españoles sólo realizaban el 16% de sus compras por internet. Incrementando algunas de las compras de la cesta por internet podríamos reducir con seguridad el gasto final.

Fotos: polycart / Tchacky / Laenulfean

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...