7 consejos para empezar tu propio huerto en casa

Ya hemos hablado en otras ocasiones de un par de soluciones que ya existen en el mercado para iniciarte en esto del huerto en casa, tales como el Huerto Urbano Leopoldo o el Aerogarden.

Hoy, os lanzamos siete consejos destinados a hacerlos la vida más fácil cuando se trata de montar un huerto en casa y que todo salga bien, o sea, que no pierdas dinero y que ganes plantas que luego puedas comer, básicamente. Esperamos llegar a alguno de los indecisos y que este artículo os sirva para lanzaros a esto de conseguir ser un poco más autosuficientes.

  • Planea a medio terminio. Planea tu huerto hoy para asegurarte un rendimiento en verano. Básicamente tienes que decidir lo que quieres plantar y cuanto espacio y tiempo puedes dedicarle al asunto. Eso debería ayudarte a saber por donde tirar. Para espacios interiores existen contenedores para huerto, y para jardín una buena opción es dedicar un metro cuadrado al huerto, para empezar.
  • Empieza con poco. A la hora de empezar es importante restringirse un poco, o llegará el verano y te verás sobrepasado por las necesidades de las plantas y el tiempo que tienes que dedicarle, y más si no tienes práctica. Para que todo salga bien tienes que ser capaz de controlar tu huerto, si no, mal.
  • Escoge plantas productivas. No todas las plantas crecen igual de rápido o tienen el mismo volumen de fruto aprovechable. Las frambuesas, por ejemplo, requieren muy poco gasto inicial y el valor del producto a recoger es elevado. La idea es saber que productos crecen bien en tu zona. Seguro que ya estás pensando en quien te puede aconsejar al respecto.
  • Comparte. Cuando compras un paquete de semillas casi siempre te vendrán más de las que vas a usar. Si logras contactar con otra gente en tu zona que se dedique a lo mismo, puedes proceder al intercambio, tanto de semillas como de equipo, maquinaria o simples consejos. Todo esto puede ayudarte a mantenerte en el presupuesto.
  • Compra herramientas de calidad. Hazle caso al dicho: Comprar barato es comprar dos veces. En el mundo de las herramientas esto es una realidad. Si pagas, pagas por algo de calidad, que no se te va a oxidar, romper o te va a herir al cabo de dos semanas de uso.
  • Lee. Existen decenas de libros dedicados al mundo del huerto casero. Acercándote a tu biblioteca seguro que puedes hacerte con un par de interés que te ayudarán en la tarea. Si no, internet puede ser la solución. He aquí un par de webs (en inglés) sobre el asunto: You Grow Girl, GardenWeb, Building a square-foot garden.
  • Disfruta. Si, disfruta, disfruta del trabajo. No conviertas tu huerto en una obligación o en más trabajo del que debe ser. La idea es que eventualmente el huerto te va a proveer de verduras y frutas, devolviéndote la inversión de dinero y trabajo. Es algo que haces tu con los tuyos, para ti y los tuyos.

Foto: Looking Glass.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...