Ahorra en calor. Ventajas de las estufas de pellets

Las estufas de pellets se han convertido en una alternativa real para ahorrar. Para mayor información al respecto, ingresa aquí.

Ahorra en calor. Ventajas de las estufas de pellets
En busca de crear mejoras que se hagan sentir en el medio ambiente, las estufas de pellets han generado un impacto positivo al convertirse en un elemento que logra presumir ser limpio y al mismo tiempo económico.

¿De qué manera lo han hecho? Valiéndose de la madera como su principal aliado, estas herramientas para el hogar usan este combustible que se compone de virutas y aserrín, que son quemados para emitir calor en el lugar. Sus bondades son tas reconocidas que se estima que dos kilogramos de pellets se traducen en un litro de combustible, sin duda algo para tomar en cuenta.

Ante la gran demanda que hoy por hoy presenta en el mercado, su uso ha pasado a ser común dada la buena relación energía-precio. Además, hoy en día es considerado uno de los sistemas de calefacción más seguros, gracias a la serie de sondas que traen incorporados para determinar su correcto funcionamiento. El precio promedio de un saco de, por ejemplo, 15 kilogramos, es de aproximadamente un poco menos de 4 euros (3.9). Esto, comparado con el gasoil, le brinda mayor peso por su menor impacto en el bolsillo de los clientes.

Tipos de estufas de pellets

  • Estufas canalizables: gracias a su ventilador extra integrado, esta cuenta con la capacidad de hacerse sentir en sus alrededores. Este doble uso la posiciona como una de las favoritas en el mercado, especialmente cuando de buscar una estufa para el hogar se trata.
  • Estufas de aire: la que abraza a la naturaleza. Ideal para oficinas o locales, esta presume de una eficiencia inigualable por su ahorro energético de hasta 80%. Dependiendo de su fabricante, puede funcionar con cáscaras de almendra. Puede contar con un sistema de encendido y apagado automático.
  • Termoestufas: conocida también como hidroestufa, permite dar calor por radiación en su parte frontal. Se utiliza normalmente en salones y cocinas, y uno de sus mayores atributos es que cuanta con la posibilidad de calentar agua. Otro de sus puntos a favor es a nivel de seguridad pues presenta una función de autoapagado en caso tal de que el sistema descubra un problema en su marcha.

Cómo funcionan las estufas de pellets

Un plus del sistema es que evita las quemaduras, esto gracias a un funcionamiento automático desde sus entrañas, lo que permite su manipulación sin mayores contratiempos. Una llama producida por una corriente de aire quema los primeros pellets una vez que la resistencia alcanza la temperatura deseada. Esta se apaga después que la temperatura se estabiliza.

De ahí en adelante, la estufa pasa a un proceso enteramente automático tras la quema constante de los pellets. Estos van cayendo en el cenicero mientras sea necesario, mientras el aire del lugar es canalizado por la herramienta y volviendo a salir para calentar el espacio. Este es uno de sus principales aspectos pues hace a las personas olvidarse de esa tarea.

Vale la pena señalar que este aire, por precaución de los fabricantes, no circula cerca del fuego o los gases que genera. Su ventilación es regulable, hecho que permite personalizar la cantidad de aire a programar. Una vez apagada la estufa, los pellets dejan de caer en el cenicero, deteniendo el proceso.

Qué se debe tomar en cuenta a la hora de instalarla

La ubicación es el principal aspecto a estudiar cuando de colocar una estufa de pellets se trata. Estos elementos cuentan con la capacidad de calentar habitaciones de entre 25 y 100 metros cuadrados, encajando a la perfección en hogares y oficinas.

La principal obligación es instalarla en una salida de humo además de saber que debe estar anexada a un enchufe de al menos 220 voltios. Debe ser puesta en un sitio donde se evite el contacto con elemento inflamables. Si el suelo es de madera, se recomienda evitar que haga contacto con la superficie. Otra cosa es la ubicación donde se hagan sentir las corrientes de aire. También es menester, además de un tema de sentido común, que la salida de aire sea por el tejado. Esto último parte como obligación desde el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.

Atención al mantenimiento

Si bien este proceso en mínimo, otra ventaja que presenta, no debe pasarse por alto. Su limpieza es algo que no debe saltarse, por eso se recomienda hacerlo un par de veces por semana. Para esto solo se deben retirar las cenizas. Esto es lo que permite que entre el aire del exterior y queme los pellets.

Se invita también a atender el resto de la cámara de combustión. Esto como parte de un proceso regular en pro de tener la herramienta en las mejores condiciones posibles. Dada su importancia y lo que esto conlleva, se pide una revisión de todo el sistema, sobre todo el de la salida de humo, por parte de un profesional. Para esto se puede contar con la persona para un chequeo anual.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...