Regar las plantas por la noche y otras formas de ahorrar agua

¿Sabías que puedes ahorrar en agua regando las plantas de noches? Aquí te explicamos cómo.

Riega las plantas en la noche, ahorrarás agua

No es un secreto que el agua es el líquido vital para cualquier ser vivo, ya que aporta el oxígeno y nutrientes que requiere cualquier organismo. En otras palabras, el agua es necesaria para la vida en el planeta tierra.

Sin embargo, este recurso natural es escaso, por lo que se debe tener en cuenta la importancia del uso adecuado para preservar el medio ambiente, sobre todo en la época del verano cuando la temperatura es más caliente y el uso del agua crece considerablemente.

Conocer algunas formas para ahorrar el agua, así como cambiar los hábitos de consumo con el fin de crear conciencia en las personas, es fundamental para preservar por mucho tiempo este vital líquido.

Ahorrar agua con el riego de las plantas

Una de las prácticas para ahorrar agua es regar las plantas en la noche, debido a que ayuda a mejorar su salud. De hecho, es una de las prácticas de riego más adecuadas.

La razón principal de regar las plantas en horas de la noche es que facilita la absorción del agua, evitando que se evapore con mayor rapidez. Esta técnica aparte de contribuir con el ahorro, ayuda al crecimiento de las hojas.

Otro de los mecanismos para disminuir el consumo de agua al momento de regar las plantas es tener un sistema de riego apropiado para el tipo de jardín que tengas.

Otros consejos para colaborar con el ahorro de agua

Las acciones que se realizan a diario pueden no ser las adecuadas a la hora de usar el agua, es por ello que se debe cambiar conductas e implementar estos consejos básicos para contribuir con su ahorro:

  • Procurar usar el agua de lluvia para actividades como regar las plantas o para el baño. El uso del agua en estado natural es uno de los métodos efectivos para el ahorro.
  • Llenar la lavadora de ropa sucia al momento de lavar, para poder aprovechar al máximo su capacidad en cada desagüe, disminuyendo así el consumo de agua.
  • Tomar baños en menos minutos para evitar que se malgaste el recurso.
  • Verificar que los grifos de la casa no presenten fugas, ya que cada gota desperdiciada se convierte en litros al terminar la semana.
  • Cerrar las llaves mientras te bañes o te laves los dientes.
  • Al momento de lavar las frutas o vegetales, hacerlo en un recipiente con agua, evitando que el agua caiga directamente del grifo.
  • Crear conciencia con familiares y amigos de la importancia que tiene ahorrar agua. Puedes compartir los consejos antes mencionados para cambiar patrones de conductas en más personas.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...