Ahorrar agua: ahorra dinero y fomenta tu actitud ecológica

Ahorrar el agua es fundamente no solo para tu bolsillo, también para el bienestar del mundo.

5 claves para ahorrar el agua

El agua. Vital líquido que no solo mantiene vivos a los seres vivos, sino que también es uno de los recursos más preciados de nuestro planeta y parte esencial en el desarrollo de la naturaleza. Si bien la Tierra está compuesta en gran medida por el agua (70%), solo un mínimo porcentaje (3,5%) está destinado para nuestro consumo, según datos de la ONU durante el año pasado.

Lamentándolo mucho, no todos los habitantes del planeta tienen acceso a ella, sin olvidar que existen otros que no se preocupan en evitar derrocharla día tras día, sabiendo que es limitada y muy preciada.

Ahora bien, el tema del ahorro del agua siempre pasa por nuestras manos. Cada país del mundo tiene sus maneras de crear conciencia y aconsejar en el correcto y responsable uso del agua, tanto para economizar nuestro bolsillo como para ayudar al medio ambiente.

 Más allá del asunto económico, donde podemos regular los gastos domésticos, debemos pensar principalmente en el bienestar que le estaremos haciendo a la madre naturaleza. Convertir un hábito sencillo puede terminar convirtiéndose en una acción de valor inimaginable para el planeta, lo cual es lo que queremos aconsejarte a continuación.

1.Usar el grifo con moderación

Ya sea mientras te lavas las manos, los dientes o estés limpiando los platos sucios, ten presente que a medida que corre el agua y no la estés usando correctamente, estarás malgastando varios litros.

2.Atención con posibles fugas de agua

Quizás pienses que gota a gota no se desperdicia mucha agua, lo cual es un grave error. Es recomendable que revises, por lo menos, una vez al mes cada uno de los grifos o lugares donde puedas tener fugas, ya que a largo plazo puede ser catastrófico.

3.Remoja los utensilios antes de lavarlos

Una manera más efectiva de limpiar platos, ollas, vasos o sartenes es dejándolos en remojo por unos minutos.

A veces, por muy sucios que estén, se termina gastando más agua cuando dejas el grifo abierto tratando de limpiarlos. En remojo, será más fácil quitar la suciedad.

4.Reutiliza el agua

¿Tienes frutas y verduras para lavar? Entonces colócalas en un recipiente, lávalas ahí y el agua que quede úsala para echárselas a las plantas que tengas. Mientras más formas de reutilizar el agua tengas, mucho mejor para el ecosistema.

 5.Las plantas se riegan en la noche

Es un consejo que viene desde hace años. ¿Por qué en la noche? Sencillo. A esas horas no hay ni sol ni calor, por lo que no hay riesgo de que el agua termine evaporándose y así nuestras plantas la aprovecharán al máximo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...