8 consejos para ahorrar si tienes niños en casa

¿Sabías que puedes ahorrar aun si tienes niños en tu casa? Solo debes seguir una metodología determinada.

Descubre como ahorrar si tienes niños en tu casa

Tener hijos suele llenar nuestra vida y hogar de alegría. Verlos corretear por la casa sin duda nos hace feliz aunque nuestros ahorros sufran las consecuencias, especialmente si son dos.

Si este es tu caso, no te preocupes. Existen métodos efectivos que debes conocer sobre la economía doméstica. Ahorrar dinero con niños en casa no será un problema a partir de ahora.

Economizar el capital mes a mes es capaz de ayudarnos a solventar cualquier imprevisto. Con estos consejos ahorrarás lo que te propongas.

Pasos para ahorrar

Lo primero que debes hacer es estructurar tus gastos fijos y variables mensuales. Hacer una tabla de control con esa información es bastante sencillo.  Divídela por secciones, por ejemplo:

  1. Gastos hogar
  • Luz
  • Agua
  • Gas
  • Cable
  • Internet

Con esto sabrás la cantidad exacta de dinero que destinas mensualmente. Teniendo en cuenta tus ingresos tendrás clara la cantidad “sobrante” una vez pagado los gastos fijos y variables.

Examina tus tarifas

Las tarifas y contratos también varían de una compañía a otra a pensar que prestan el mismo servicio. Por ejemplo, el cable, Internet, telefonía, luz, gas entre otros. Verifica en el mercado cuál se ajusta mejor a tu presupuesto.

Compra de alimentos

El primer consejo es salir a hacer las compras sin hambre, así evitarás dejarte llevar por el antojo. Haz una lista en casa con los productos que necesitas y no te salgas de ella. Organiza tus compras en base a un menú diario-semanal.

Comprar ropa

Comprar vestimenta forma parte de nuestros gastos más frecuentes, no olvidemos que nuestros hijos crecen a diario. La mejor opción es visitar tiendas que estén en rebajas y no dejarse llevar por marca.

Existen centros comerciales tipo outlets, en los que siempre hay rebajas. Investiga cuáles están más cercanos a tu residencia y ve hasta ellos.

Revisa el armario

Con el paso de las temporadas olvidamos el tipo de ropa que tenemos y terminamos comprando lo mismo. Sucede cuando pasa el verano o invierno. Guarda los cupones

Tener cupones nunca está demás, especialmente si los llevas contigo siempre. Los cupones de descuentos ahorran un par de monedas cualquier día, más aún cuando vas al supermercado o de paseo con los niños.

Tamaño XL

Los productos en grandes presentaciones nos ahorran un par de monedas. La cantidad es mayor y en comparación a unos pequeños termina siendo más económico. Asegúrate que no sea perecedero.

Período de rebaja

El lapso de rebaja entre temporadas es nuestra mejor opción. Comprar ropa de invierno en temporadas de verano o antes  y viceversa nos economizará un par de monedas. Lo mismo sucede con algunos productos, ahorrando hasta un 70%.

A veces las mejores soluciones son básicas, solo debemos saber cómo y cuándo aplicarlas para ver mejores resultados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...