7 consejos para hacer que las Navidades más modestas sean las mejores Navidades

Sabemos que las Navidades 2013 van a ser unas de las más austeras, pero eso no implica que tengan que ser peores que las demás. Y hoy te damos unos consejos para que pese a la crisis, las fiestas sean inolvidables

navidades 2013

Probablemente para muchos, estas no serán las mejores Navidades que podrían tener. Es más, en nuestro blog ya hemos analizado en varias ocasiones que se trata de una de las peores, porque la crisis ha arreciado en las finanzas familiares hasta el punto de menguar su poder adquisitivo entre recortes y subidas de impuestos, de una forma muy notable. En todo caso, que busquemos el ahorro y acabar con los gastos pequeños que acaban por destrozar las economías domésticas no implica no disfrutar de estas fiestas. Así que si no te resistes a que el espíritu navideño se escape por la crisis, apunta bien estos trucos de los que te hablamos hoy.

7 consejos para hacer que las Navidades más modestas sean las mejores Navidades

Decoración:

Aunque parte de ese espíritu de Navidad lo tenemos en casa por la decoración, lo cierto es que no hace falta gastarse cantidades insanas de dinero en ello. A veces, unas ideas creativas de esas que nos salen para los más pequeños, reciclar todo lo que tenemos de años anteriores, o quedarnos con alguna ganga de esas que encontramos por casualidad echando un vistazo a escaparates en busca de los regalos puede solucionar el problema. Y quizás en este caso mención especial merecen las luces navideñas, que no sé como, a mi no me duran de un año a otro. Así que desde entonces, mi árbol siempre tiene las más baratas que encuentro. Porque total, si me gasto más, solo durarán esos días. Y en cosas como estas es en las que se nota el ahorro en pequeñeces que hacen la cuenta final.

Regalos:

Son uno de los gastos en los que se nos escapa más dinero a los españoles. Y es que por mucho que ahorremos, en realidad siempre hay que destinarles algo. Aunque ya hemos visto estadísticas al respecto, en las que se demuestra que las cosas no van bien y que este año nuestro presupuesto será entorno a un 20% inferior al del año pasado, que ya no fue precisamente espléndido, hay ciertos trucos que se pueden aplicar para conseguir mantenernos en el gasto estimado, y no salirnos de él, con las consecuencias que tendrá luego en la mal llamada cuesta de enero. A continuación, algunas ideas para ahorrar en lo que Papa Noel y los Reyes dejarán bajo el árbol:

  • La lista más corta y barata: cuando hacemos la lista de regalos de lo que vamos a comprar a cada quién, debemos empezar a pensar en que quizás es hora de sacar a alguien al que por tradición regalábamos pero que ahora con la crisis, hay que apretarse el cinturón. También, dentro de los gustos de cada cuál, habrá que buscar la manera de que encaje el presupuesto con el regalo elegido. Así por ejemplo, si vamos a comprar un bolso a mamá, vale la pena echar un vistazo a las ofertas online, a las liquidaciones por cierre de muchos comercios, o incluso porqué no, animarnos con la segunda mano y mercadillos tan populares en Europa.
  • Juguetes más prácticos y educativos: aunque los niños van a dejarse llevar por la publicidad, porque para eso la hacen, tenemos que empezar a enseñarles que en realidad las cosas no son siempre lo que parecen. Buscar juguetes que les hagan pasar más de dos días atentos a la novedad, y que además les enseñen algo supone un aporte importante tanto en su educación como en las economías domésticas.
  • El hecho a mano: sin duda esta Navidad 2013 es una de las cosas que triunfará sin lugar a dudas es el hecho a mano. Tanto si te pones tu a buscar uno de esos muchos tutoriales DIY que existen, como en el caso de que quieras compras cosas hechas a mano en muchas de las tiendas que se dedican a su comercialización, esta es una idea de esas de ahorro sin renunciar a nada, porque lo que compras es sin lugar a dudas único.
Las compras navideñas:

Tanto si hablamos de la comidas en casa, como de los gastos asociados a estas fechas relacionados con cenas de empresa, compromisos en los que tenemos que acudir con detalles, o simplemente momentos en los que toca disfrutar del ocio fuera de casa, lo más importante es tener en cuenta dos cosas. La primera de ellas es que internet es un gran aliado para la búsqueda de ofertas con las que hacer exactamente lo mismo de antes, pero pagando menos. Y lo segundo es que en realidad a veces tenemos que aprender a decir que no. Hay que echar cuentas, y si por mucho que nos empeñemos no salen, la única solución es buscar una excusa un tanto educada y evitar acudir a un evento o cita que nos supone complicaciones en las economías domésticas. No es lo mejor, pero en las Navidades de la crisis es lo que nos queda.

Imagen: M. Martin Vicente

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...