6 formas en las que la temporada de fútbol puede arruinarte el bolsillo

El fútbol puede arruinar considerablemente nuestros bolsillos. De hecho, todo lo que está relacionado con él, cuesta dinero. Hoy te mostramos hasta 6 situaciones con las que tener cuidado.

futbol

Todos estamos como locos ante el que será uno de esos partidos que llenará los bares, las tabernas y que hará que España se paralice en las poco menos de dos horas que dura. Lo cierto es que el fútbol es el deporte rey, de eso ya no nos queda la menor duda en nuestro país, pero no lo es menos, que en el fútbol se nos va una buena cantidad de dinero. Y precisamente de ese dinero queremos hablarte hoy, ya que en muchos casos ni siquiera somos conscientes de ese dinero que gastamos en un ocio, que no es precisamente barato.

Aún con la alternativa más económica, la de quedarse en casa para ver el partido, queda claro que no hay demasiadas opciones en cuanto a la billetera. Toca pagar. Y si somos muy futboleros la cuenta puede salirnos larga. Así que, tanto para aquellos que suspiran ante el balón, como a los que les preocupa como con la temporada se gastan tanto sin darse cuenta, hoy os contamos algunas de esas formas en las que el fútbol acaba «robándose» nuestros euros. Y no digo que haya nada de malo, que el dinero hay que gastarlo, pero no por ser fútbol lo vamos a dejar de considerar un gasto.

  1. El fútbol en casa con los amigos: ésta es por decirlo de algún modo la forma más conservadora con la que disfrutar de un partido. Sin embargo, aunque parezca que no gastamos, empieza a sumar. Lo primero el coste del partido por la TV en el caso de que no sea en abierto. Si tenemos invitados, el consumo de alcohol que hacemos, porque casi siempre el fútbol va acompañado de cerveza y también el de los aperitivos. Verás que esa tarde en casa, en la que pensabas que habías gastado poco, se te ha escapado de las manos.
  2. Los juegos para precalentar el partido y celebrar la victoria del equipo: los juegos de fútbol suelen costar una verdadera barbaridad cuando está la temporada activa. Los del año pasado bajan a mitad de precio, pero claro, un buen futbolero no quiere jugar sin los fichajes correspondientes, así que toca pasar por tienda. Y si este gesto lo hacemos con cada partido, hay que sumarle este coste a la cuenta anterior. ¡Se acumulan los ceros!
  3. Las entradas de fútbol: particularmente en España, aunque no ganemos tanto como los europeos, el fútbol es caro. Muy caro. Ir a ver un partido dale de media al doble de precio de lo que le costaría a cualquiera de nuestros vecinos, tan futboleros como nosotros. De momento, nadie ha explicado por qué esto es así, pero lo es. Y seguimos pagando por ello. Un gasto que por cierto, nos hace renunciar a otros hobbies o planes de ocio, porque sino, no hay dinero que llegue.
  4. Los partidos en el bar: si elegimos el plan de ver el partido en el bar, al igual que en casa, vamos a tener que pagar las cervezas y muy probablemente las tapas. Y si nuestro equipo gana, más que seguro que nos acabaremos liando y hasta cenando fuera. Y lo que iban a ser unos cuantos euros de una cerveza y algo para picar, se convierte en un gasto mayor al que pocos se pueden resistir.
  5. Los gadgets y accesorios de fútbol: los más forofos tampoco pueden vivir sin todos esos gadgets, accesorios y equipamientos oficiales, que como si fuera una casualidad, cambian cada año. Invertir dinero en este tipo de productos supone tener que cambiarlos a ese ritmo y si se compran en las tiendas oficiales, se llevan un gran pellizco del presupuesto que destinamos a este tipo de cosas. Pero ya se sabe, el fútbol lo mueve todo. Al menos, en nuestro país.
  6. Las apuestas: ya por último, pero no menos importante, está el fenómeno de las apuestas. En realidad, se han convertido en un gran acierto para quien tiene este tipo de empresas en nuestro país, y con todas las máquinas colocadas en los bares dónde hay partidos, así como en el mundo online, se nos escapa aún más dinero en el fútbol. Y en esto, ya se sabe que la casa gana casi siempre, con lo que si sumamos todo, parece que vamos a salir con una cuenta casi infinita.

¿Te has parado a pensar alguna vez en todo el dinero que se te va en el fútbol? ¿Crees que podrías recortar aquí presupuesto, o prefieres seguir disfrutando del deporte rey y quitarlo de otro lado?

Imagen: ruurmo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...