5 motivos para conservar las facturas de productos y servicios

Hoy hablamos de nuevo de economía doméstica y en este caso de lo fundamental que resulta conservar las facturas durante un período largo para futuras reclamaciones.

facturas

Probablemente en muchos casos, cuando hacemos compras de productos o contrataciones de servicios, acabamos tirando la factura a la basura, porque eso de acumular papeles acaba siendo un verdadero desastre. Sin embargo, hay cosas que como consumidor deberías conocer acerca de la importancia de guardar las facturas, que si bien se han simplificado con la implementación de las facturas electrónicas, y en el caso de colectivos empresariales o profesionales son más restrictivas, te conviene estar al tanto. Así que a continuación te explicamos 5 motivos para conservar las facturas de productos y servicios

Facturas ¿Por qué debes guardarlas?

    1. El primer motivo es bastante simple. Las facturas son el seguro de garantía de un producto o servicio. Eso implica que de no tenerla, aunque la empresa puede facilitarte una copia o intentar darte una solución, tendrás que dar con un empleado que esté dispuesto a hacerlo. Así que si quieres asegurarte de luego poder reclamar por un daño o un mal funcionamiento, mejor empieza por hacer una carpeta de facturas.
    2. Si vas a interponer reclamaciones, ya sea ante la propia empresa en los departamentos de atención al cliente, o incluso ante los tribunales, la factura es la única prueba de compra del servicio o producto que aceptarán.
    3. Para demostrar por cualquier otro motivo que hemos comprado o solicitado un producto o servicio son el único medio fiable. Es decir, si no hay factura, nos quedamos sin la prueba que demuestra que aquello o lo otro es nuestro y lo hemos adquirido nosotros.
    4. Si existe algún problema entre quién nos vende el producto, quién nos lo suministra y quién nos ofrece el servicio de reparación, solo con la factura podremos aclarar la propiedad y que sean ellos los que se aclaren para atendernos de la forma correcta. Si solo tenemos otro tipo de prueba de compra, alguno de los actores puede hacerse el loco y no cumplir con lo que la ley le obliga a hacer.
    5. En caso de que quieras justificar ante Hacienda una inversión, la factura con tus datos personales e identificación correcta será la única prueba que la Agencia Tributaria acepte como válida. De no tenerla y haber una inspección pueden incluso llegar a declarar el gasto como fraudulento, así que mucho ojo con productos o servicios de los que vayáis a notificar al Estado y con no tener las facturas correspondientes a ellos.

Imagen: NOes3a2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...