5 claves para organizar un cumpleaños infantil modesto

¿Vas a celebrar el cumpleaños de tu hijo y te preocupa el gasto? Hoy te planteamos algunas reflexiones acerca de las actuales tendencias y ciertos consejos para conseguir no salirte del presupuesto pactado.

cumpleanos infantil

Las fiestas de cumpleaños infantiles se han convertido en un gasto importante para las economías familiares. La forma de celebrar los cumpleaños de los más pequeños ha cambiado. Hace unos años, estas celebraciones se realizaban en casa, con un pequeño grupo de amigos y disfrutando de unos bocadillos y una sencilla tarta. Ahora las fiestas de aniversario son grandes eventos que persiguen la exclusividad y que cuentan con una lista de invitados amplia, y requieren de un presupuesto mucho mayor para llevarlas a cabo. Esta nueva forma de celebrar los aniversarios de los pequeños de la casa supone, en muchas ocasiones, un verdadero problema para los padres.

Precisamente los padres juegan un papel relevante en la nueva forma de celebrar los cumpleaños. Los aniversarios infantiles llegan a convertirse en una competición entre los progenitores para ver quien hace el cumpleaños más original y con una mayor presencia de invitados. Los padres cuidan todos los detalles de estos eventos, desde la tarta y los juegos para los niños hasta la decoración y el tema protagonista de la fiesta. Todo ello hace que los cumpleaños infantiles se conviertan en un evento importante en nuestra sociedad.

Las claves para un cumpleaños infantil barato

Barato no quiere decir cutre. De hecho, más que los propios niños, son los padres los que deciden ponerle adejtivos que no son reales a los preparativos para un aniversario. Las prioridades de los más pequeños en ese día tan especial no son más que jugar con otros niños y pasárselo bien. Y a veces para eso no hace falta más que un parque gratuito, un palo y una pelota de esas que se consiguen por poco más de un euro. Así que si se es realista, se piensa en los pequeños de la casa, y se dejan los complejos absurdos de lado, es más que probable que puedas celebrar esa fiesta que quiere tu hijo, y no de las que hablará todo el vecindario y él no disfrutará.

Para aquellos que se animen a seguir las ideas para hacer un cumpleaños modesto y pensado para los niños, aquí van las cinco propuestas que te hemos prometido para lograrlo:

  1. Ajustar el presupuesto: Si las preferencias y los gustos son importantes a la hora de decidir cómo será la fiesta de cumpleaños, el presupuesto también desempeña un papel relevante. Celebrando el evento en casa, para unos 10 niños, preparando unos sándwiches, una pequeña tarta y comprando patatas, galletas y refrescos, supondrá un gasto mucho menor que si se eligen otras opciones como pueden ser las ludotecas o los restaurantes de comida rápida. El gasto para esta celebración en casa es de aproximadamente 15-20 euros.
  2. No apurarse con la celebración: Con tres o cuatro años es una edad adecuada para que el niño empiece a celebrar su cumpleaños con otros amigos. Antes basta con una sencilla reunión de la familia, donde el niño se sienta a gusto.
  3. Limitar el número de invitados: Hay que ajustarse al presupuesto que se dispone y al espacio con el que se cuenta para realizar la lista de invitados. Esto debe ser entendido por los niños y ellos deben participar en la selección de sus invitados.
  4. Reducir los regalos: No hay lugar a dudas de que el momento de recibir los regalos es el más especial de la fiesta de cumpleaños para los niños, pero a veces un gran número de invitados y muchos regalos hace que el menor no llegué a apreciarlos. Una solución a este problema puede ser que entre todos los invitados adquieran un solo regalo o que el presente sea una manualidad.
  5. Preparar la fiesta con antelación: Anticiparse con los preparativos de la celebración pueden ayudar a que los gastos se reduzcan. Así, disponer de la lista completa de las personas que vayan acudir al cumpleaños nos puede ayudar para realizar las compras adecuadas, sin excederse.

Seguir estas claves puede suponer un gran ahorro para las economías familiares y los más pequeños podrán disfrutar de un buen rato con los amigos que al final es lo más importante. Educar a los niños también supone hacerles entender que la vida no solamente son cosas materiales, y que lo más importante son los detalles y los momentos. ¿Se te ocurre un día mejor que el de su cumpleaños para hacerlo? Yo creo que será una de esas lecciones que no se olvidan y te alaban como padre.

Foto: cumpleaños vía Shutterstock