Trucos poco conocidos para aprovechar mejor tu tiempo

Si sientes que te faltan horas en el día, es porque no estás aprovechando bien el tiempo. Con estos trucos, podrás aprovechar mejor las horas del día y lograr organizarte mejor

aprovechar tu tiempo

Dicen que el tiempo es oro, pero muchas veces no lo estamos aprovechando del todo. A veces parece que necesitaríamos 40 horas al día para hacer todas las tareas pendientes, algo que nos frustra porque no logramos acabar todo lo que tenemos pendiente.

No es que te falten horas en el día, sino que las horas que tienes no las estás aprovechando correctamente. Realmente, hay personas con el mismo tiempo que tú, pero mucho más productivas. Por suerte, hay algunos trucos poco conocidos que te permitirán aprovechar tu tiempo.

La organización es la clave de todo

Lo primero que hay que hacer es organizarse correctamente. Muchas personas no se organizan y terminan distrayéndose aún más, algo que termina provocando mucho estrés al no lograr hacer las tareas. Lo primero es hacer una lista de tareas definida, con todo lo que tienes hacer para ese día.

Haz una lista, tanto para tus cosas del día a día, como para tus tareas pendientes en el trabajo. De hecho, en el mundo laboral te ayudará aún más hacerlo.

Una vez que hayas anotado las tareas pendientes, la clave es diferenciar entre cuales son las tareas principales y las secundarias. Obviamente, las tareas principales se deben hacer siempre primero.

Así mismo, hay que diferenciar entre las que se deben hacer con urgencia y las que son importantes a largo plazo. Por ejemplo, un trabajo de la universidad puede ser urgente y estudiar un idioma puede ser importante a largo plazo. Las primeras se deben priorizar, pero sin dejar de lado las que son importantes, dejando un espacio para ellas.

Después, agrupa las tareas similares todas juntas, con tareas hechas en el mismo bloque de tiempo para hacerlo de una sola vez. Por ejemplo, si tienes que hacer trabajos para la universidad es mejor hacerlos todos juntos en un bloque.

Cuando sepas claro lo que quieres hacer, anota todo en una agenda, dividiendo las horas del día según las tareas. Así mismo, es importante tener un calendario para saber la prioridad de las tareas. Cuando termines un día, planifica el día siguiente antes de dormir.

Obviamente, esto no hará magia, pues también tienes que eliminar las distracciones. No mires el teléfono y evita responder emails más que lo indispensable. Si necesitas descansar, es mejor organizar también el descanso, siendo un buen ejemplo el método Pomorodo, el cual consiste en trabajar media hora y descansar 5 minutos.

Si aún así, no tienes tiempo suficiente, es que estás abarcando demasiado. Una buena idea es delegar tareas, además de aprender a decir que no a ciertas tareas y proyectos. Quién mucho abarca, poco aprieta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...