#Nuncamás fallarás en tus buenos propósitos, incluido ahorrar

Esta es una pequeña guía que te ayudará a que cumplas tus objetivos personales durante el año.

Tips para alcanzar todos tus buenos propósitos

El comienzo de un año supone cambios, o al menos esa es la tradición que ha existido desde hace mucho tiempo en todo el planeta. Por eso, cada 31 de diciembre nos proponemos recordar todo lo que deseamos hacer en este nuevo ciclo solar y de qué manera vamos a lograrlo.

Sin embargo, otra costumbre mucho menos productiva que la anterior es abandonar nuestras metas durante los primeros 30 días del año que estamos recibiendo. Lo que comienza como un listado de objetivos fuertes, claros, sólidos y precisos, termina como un recuerdo más de lo que pudo ser y no fue.

En algún momento las personas empiezan a pensar que sus propósitos son inalcanzables, en lugar de buscar maneras de conseguir sus metas. A continuación, presentaremos para ti algunos consejos para lograr lo que te propusiste el año pasado.

Cada propósito es una meta importante

Trata de que cada vez que hagas la lista de logros por alcanzar en el año venidero, los objetivos sean claros y específicos. De esa manera serán más significativos y estarás más motivado a cumplirlos. A veces la falta de voluntad se debe a que continuamente nos proponemos a hacer cosas extremadamente difíciles de alcanzar o que realmente no necesitamos.

Uno de los objetivos más comunes cuando el año comienza es  ahorrar un poco de dinero para comprar algún bien o pagar un viaje de placer. Generalmente, tendemos a comenzar ahorrando cantidades que nuestro presupuesto mensual no puede soportar, y a la hora de un imprevisto recurrimos a los ahorros.

Lo mejor es fijar un presupuesto mensual que incluya una cuota básica de ahorro y una reserva para accidentes y eventos repentinos que nos evite tener que romper la alcancía.

Que tus objetivos se vuelvan hábitos

Desarrollar hábitos es la mejor manera de cambiar para bien. Cuando acostumbramos nuestra mente a hacer algo de una manera específica, modificamos nuestra conducta e iniciamos una nueva manera de llevar el día a día.

Desde crear una rutina diaria para llegar a tiempo a todos los lugares, hasta organizar nuestro tiempo con el fin de lograr todas las tareas que debemos realizar día a día. Todo puede alcanzarse una vez se forjen los hábitos correctos, en los momentos ideales. De tal manera que tu esfuerzo no se de desperdicie y puedas producir cosas mejores.

La infalible regla del 12-3-1

Podría decirse que es el consejo más simple y certero de todos. Consiste en fijar un objetivo para 12 meses, que se pueda lograr en tres y mantenerse por todo un año. Tendrías en tu cabeza como meta alcanzar lo que deseas en 90 días y luego luchar por mantenerlo el resto del tiempo que queda del año. Solo resta atreverse a mejorar y no darse por vencido en la lucha por alcanzar los logros anuales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...