Limpiar la secadora te hará ahorrar dinero

Aunque suene sorprendente, limpiando constantemente la secadora se puede ahorrar dinero. Más información aquí.

Limpiar la secadora te hara ahorrar dinero
A pesar de tratarse de una herramienta para el hogar que trabaja de manera automática, la secadora de ropa también debe ser atendida. A continuación, veremos de qué manera con los siguientes tips.

Qué hacer para limpiar la secadora de ropa

Sigue los siguientes pasos que te presentamos y evita contratiempos. Además de aprender algo nuevo que seguramente, convertido en un hábito, te ayudará a ahorrar algo de dinero y te tomará solo un poco de tiempo en ejecutar.

  1. Desconecta la secadora. Este es uno de los pasos más importantes pues, si bien suena lógico, a veces olvidamos hacerlo y podemos correr un riesgo enorme.
  2. Limpio el filtro de pelusas después de cada uso. De no hacerlo, este se llenará y las pelusas que se generen con cada ciclo de secado terminarán pegadas a las prendas.
  3. Semanalmente encárgate de los microfiltros. Este se ubica casi siempre en una cercana al condensador.
  4. Ya que estás cerca del condensador aprovecha de revisarlo. Para estos casos, como la mayoría de los modelos no son extraíbles, la mejor manera de limpiarlo es mediante una aspiradora. Además, ayuda a circular el aire de la mejor manera dando un vistazo a la rejilla de ventilación.
  5. Si tu máquina es moderna, debes estar pendiente del sensor de humedad. Este no funcionará a tope de condiciones si se encuentra tapado por las pelusas que genera cada ciclo. Este su ubica en la mayoría de los casos en la parte trasera de la secadora.
  6. Encárgate del tambor. En ocasiones, sobre todo si se coloca una gran cantidad de prendas en un mismo ciclo, es tal la cantidad de pelusas que desprende la ropa que a veces no dan tregua al filtro. En las entrañas de la secadora lo mejor es usar un paño húmedo para acabar con lo restante.
  7. Si deseas ir más allá, puedes retirar la parte frontal de la estructura de tu secadora para eliminar esos residuos de pelusa que se meten en áreas que no podemos alcanzar sin abrirla. Esto no trae mayor desgaste y así evitarás pagarle a alguien para realizar una tarea sencilla.
  8. Dependiendo de la ubicación de tu secadora, puedes intentar limpiar los tubos de escape. Sin embargo, este último ítem no es obligatoria ni de urgencias. Normalmente en los hogares la secadora es colocada en lugares donde estos mecanismos quedan inaccesibles. Si deseas pagarle a alguien para su mantenimiento, no olvides mencionarle esta zona.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...