Y los jubilados, ¿deberán declarar la renta?

Jubilarse no significa olvidarse por completo de la declaración de la renta. Aquí te explicamos más al respecto.

¿Los jubilados deben declarar la renta?

Terminamos nuestros años de servicios y decidimos jubilarnos. ¿Se debe continuar declarando la renta? Esta es una pregunta muy frecuente que surge por la gran mayoría de personas que se han retirado del mundo laboral. Pudiera gustarles o no, pero la respuesta es afirmativa.

El jubilado, aunque no se encuentre activo como un trabajador, percibe una pensión que es considerada como rendimiento del trabajo.

Si esta supera los mínimos anuales establecidos por la ley, la persona deberá realizar la Declaración de Renta como un individuo activa que se encuentra laborando. No habrá diferencias mayores.

En el caso particular de personas cuyos ingresos provengan de dos o más pagadores, el monto mínimo del cual se toma en cuenta para llevar a cabo la Declaración de la Renta se reduce hasta unos 12.000 euros ,y las rentas del segundo pagador deberán superar los 1.500 euros.

No todos están obligados a declarar

¿Entonces debes realizar la declaración aunque sea jubilados? Si tus ingresos son de 22.000 euros anuales debes declarar. Esto incluye a las personas jubiladas.

Si las pensiones superan al año el monto mencionado, la declaración procede. Esto incluye los haberes pasivos otorgados de los regímenes públicos de la Seguridad Social y otras prestaciones.

La cantidad mínima establecida es la antes mencionada según la Ley de IRPD para realizar la Declaración de la Renta.

Sin embargo, hay determinadas pensiones que están exoneradas en el pago de la renta. Estas son:

  • De viudedad: cuando la pensión es por el fallecimiento del conyugue
  • De orfandad: De padres a hijos.
  • Inutilidad o incapacidad permanente: cuando el trabajador se incapacita y prueba que no está apto para continuar trabajando.
  • De alimentos: Cuando los padres se ven obligados por decisión judicial brindar un aporte por la alimentación de sus hijos.

 ¿Y si mi trabajo lo realicé en el extranjero?

Si ejerciste tu vida laboral fuera de España de igual forma debes hacer la Declaración de la Renta. Cambian muy pocas cosas.

Si además recibes una pensión adicional del país extranjero y esta es igual o superior a los 1.500 anuales, el límite desciende hasta los 11.200 euros al año para no presentar la declaración.

Recuerda que cumplir con estos pagos es importante. Si no se lleva a cabo la declaración, a parte del pago de la liquidación del impuesto que corresponda en relación a sus ingresos, existe la posibilidad de que se aplique una sanción, como mínimo, de 150 euros. Eso en el más sencillo de los casos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...