¿Vas a emprender? Estos son los costes iniciales a considerar

Convertirse en emprendedor puede ser una buena salida para hacer frente a la crisis económica, pero no basta con echarle ganas, ilusión y tener buenas ideas, hace falta también una buena inversión. Estos son los principales costes iniciales a los que vas a tener que hacer frente: Pagos a la Seguridad Social. Constitución de Sociedad mercantil. Gastos derivados de la actividad.

emprender cuestiones

Convertirse en emprendedor puede ser una buena salida para hacer frente a la crisis económica, pero no es tan sencillo como parece, no basta con echarle ganas, ilusión y tener buenas ideas, hace falta también una buena inversión, si no cuantiosa, sí al menos considerable, dependiendo lógicamente de lo que se quiera realizar, y más si lo comparamos con otros países de nuestro entorno mucho más generosos a la hora de prestar ayudas y subvenciones.

Estos son, al menos, los principales costes iniciales a los que vas a tener que hacer frente si te lanzas a la empresa, una empresa que puede, sin duda, merecer la pena.

1. La Seguridad Social

Los pagos a la Seguridad Social es el monto de dinero más importante al que tienen que hacer frente los autónomos. Cada mes hay que satisfacer las cuotas de la Seguridad Social ya estés dado de alta como autónomo (mínimo de 3.290 € al año) o a través de una sociedad constituida como empresa (mínimo de 4.136 € al año).

En el caso de los autónomos, quizá en un futuro próximo puedas acogerte a la tarifa plana en la cual pagarás sólo 50 euros al mes durante el primer año de actividad.

2. Sociedad mercantil

Si en lugar de ser autónomo quieres constituir una sociedad mercantil, tendrás que satisfacer una cantidad mínima al capital social de la empresa, ya que los socios deberán realizar una cantidad de aportaciones mínimas establecidas por ley.

En España, esta cantidad es de 3.005,60 € si la sociedad es de responsabilidad limitada, la mayoría de empresas en España. Si quieres crear una sociedad anónima, el coste será de 60.000 €.

Otros trámites que también te costarán dinero, en torno a 1000 €, son la solicitud de la denominación social, la escritura de constitución en la notaría o el alta en el Registro Mercantil.

3. Gastos derivados de la actividad

Tienes que contar también con otra serie de gastos que dependerán y variarán en función de la actividad emprendedora o empresarial que desees realizar.

Con seguridad tendrás que invertir en un mínimo de tecnología que te permita estar comunicado y presente en el espacio laboral: un teléfono móvil y un ordenador portátil como mínimo; una página web propia, cuyo precio aumentará si decides establecer pasarelas de pago para tiendas online. El precio de esta inversión puede oscilar entre los 1000 y los 6000 €.

Si la actividad que deseas realizar requiere un lugar físico, eso te supondrá otra partida considerable en adquisición o arrendamiento del local, aunque también puedes recurrir a alternativas más económicas como el coworking, donde profesionales de diferentes áreas se ponen en contacto para desarrollar proyectos de forma autónoma. El coste de esta partida puede variar mucho, desde los 100 € mensuales hasta todo o que te quieras o puedas gastar dependiendo del espacio que necesites.

Si sumas todo lo indicado anteriormente te saldrá una cifra de en torno a unos 20.000 € como mínimo, si no los tienes, que será lo más habitual, tendrás que buscar formas de financiación. Las hay bastante novedosas y accesibles. ¡Solicita información!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...