Todos los ingresos que se obtengan con Airbnb deben ser declarados

Si utilizas los servicios de Airbnb para producir dinero, entonces debes saber cuándo debes declararlos.

¿Cuándo debes declarar los ingresos que obtengas por Airbnb?

Con el pasar de los días, aumenta con mayor rapidez la cantidad de personas que se interesan en los servicios de Airbnb y otras plataformas con iguales característica.

Esto con el objetivo de obtener ingresos a través del alquiler turístico de su hogar, pero con esta actividad muchos se cuestionan: ¿debo declarar a Hacienda o no estos ingresos? Y  esto se responde con un contundente sí.

El Director del Gabinete de AEDAF (Estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales), Arturo Jiménez Contento, señaló que todos los ingresos que se logren mediante plataformas de alquiler turístico están atados al IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), significando que todos los beneficiados están en la obligación de declarar.

Caso exclusivo donde NO se debe declarar

La excepción a la regla, cuando el ciudadano no está en la obligación de declarar este tipo de ingresos, es cuando al sumar todas las rentas de alquiler, sea cual sea su origen, este monto no supere la cifra de 1.000 euros al año.

Significando que si exclusivamente los rendimientos de una persona en un año son logrados mediante las plataformas de alquiler turístico y estos montos no superan los 1.000 euros, no tienen por qué hacer la declaración en Hacienda.

Jiménez Contento ratifica que en estos casos hay que tener mucho cuidado y detalle, debido a que si la persona obtiene menos de 1.000 euros de Airbnb y a esto se le suma una cifra que haga superar este límite con las rentas del trabajo, el individuo tendrá que hacer la declaración del IRPF.

Esto se debe a que los dos montos sumados superan los 1.000 euros.

Ejemplos

Presta atención a este caso: una jubilada que devenga una pensión de 19.000 euros anuales y también arriende una habitación de su hogar, utilizando los servicios que ofrece Airbnb, obteniene de ello 400 euros. Tiene el deber de declarar.

Otro ejemplo puede ser el siguiente: una estudiante que alquile un piso y a la vez, subarrienda dicha habitación usando la plataforma Airbnb, obteniendo 1.500 euros anuales, siendo esta su única fuente de ingresos. También está en el deber de declarar.

Un caso similar puede ser el de un ciudadano que en estos momentos  no posee una fuente de ingresos estables, y decida alquilar un apartamento o una habitación de su propiedad y con ello logra anualmente 2.000 euros. Nuevamente, tiene el deber de declarar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...