Todo lo que tienes que saber sobre las subastas

Hemos hablado de que podría llegar una normativa común sobre subastas públicas, pero hoy te adelantamos en nuestro blog de ahorro todo lo que tienes que saber sobre las subastas

coche segunda mano

Estos días hemos estado hablando de las subastas por el hecho de que se ha dado a conocer que quizás una de las medidas próximas a aprobar por el gobierno vayan orientadas a crear una web de subastas públicas en las que cualquier ciudadano sin necesidad de conocimientos y contactos pueda acceder y pujar por los bienes e inmuebles que salen al mercado por lo general a un precio muy competitivo. Sin embargo, dado que el interés por este producto va en aumento en tiempos de crisis, hoy queremos hablar del tema con más detenimiento, y por ello te vamos a contar todo lo que tienes que saber sobre ellas.

Todo lo que tienes que saber sobre las subastas

Hay muchos tipos de subastas, y precisamente en conocer su funcionamiento específico está parte de la importancia de saber participar en ellas. Por ello hoy vemos las más comunes y te contamos lo que tienes que saber para conseguir chollos y no acabar perdiendo dinero. En todo caso, antes de empezar, solo un consejo, sea como sea la subasta en la que quieres participar, tienes que tener claro el precio máximo que vas a pagar por el producto, y sobre todo, no olvidarte en ningún momento de él.

Subastas abiertas:

Son aquellas que conocemos como tradicionales, en las que el producto se expone abiertamente y los compradores pueden ver las ofertas que hacen el resto de forma directa. Se pueden llevar a cabo por lo general de tres formas: la ascendente, en la que el que puja más alto se lleva el artículo; la descendente, en la que es el vendedor el que rebaja el artículo poco a poco hasta conseguir comprador; o la americana, que aunque es como la primera requiere que todas las ofertas sean pagadas por los compradores.

Subastas cerradas:

Se realizan en un sobre cerrado y el resto de compradores no conoce la oferta que se realiza. Las hay de tres tipos: las de primer precio, en las que el comprador ganador es el que ha hecho la oferta más alta; las de segundo precio, en la que se lo lleva la segunda subasta más alta; y las de Round Robin, en las que una vez se abren los sobres se les da la oportunidad a los que no han ganado por no ofrecer la cantidad máxima de mejorar el precio

Subastas de tipo concurso:

Están muy de moda en internet y son bastante peligrosas ya que requieren pagar un coste fijo por cada puja que se hace. Aunque los artículos que se venden cuestan entre 10 y 100 veces menos, pueden salir realmente caras si no se consiguen e incluso si nos llevamos el premio, ya que al coste pagado hay que sumar el importe de las pujas.

Imagen: jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...