Tickets Restaurante, ¿de verdad son tan interesantes como parecen?

Con la crisis se ha puesto de moda que las empresas utilicen la retribución en especie para complementar los salarios. Te explicamos cómo funcionan los Tickets Restaurante y si realmente resultan interesantes para los empleados.

tickets

Con la crisis, muchas empresas decidían atraer talento laboral utilizando estrategias de pagos en especie. Los salarios llevan años cayendo en el mercado laboral español, pero son muchos los trabajadores que han aceptado que no siempre el sueldo neto es su mejor remuneración, sino que las condiciones extra que ofrece la empresa pueden valer más la pena. Servicios de guardería, alojamientos incluidos pero, sobre todo, el pago de las comidas diarias han sido hasta ahora los beneficios mejor valorados por los trabajadores, y también los más ofrecidos por las propias empresas. De ahí el éxito del ticket restaurant.

Sin embargo, que esté bien valorado no implica que sea la mejor de las opciones. En este caso queremos analizar hasta qué punto es una buena idea para las propias empresas y para el trabajador acogerse a este tipo de pagos en especie que complementan los actuales salarios utilizando el ticket restaurant. Aunque en realidad cada vez son más los locales que lo aceptan, lo que supondría una mejora de las condiciones para aquellos que lo tienen en su empresa, no es oro todo lo que reluce. ¿Quieres saber por qué?

Los pros y los contras para las empresas

Desde que entró en vigor la nueva normativa laboral, las empresas ya no pueden pagar los tickets restaurant, o cualquier otro complemento que antes no tributaba sin antes pasar a cotizar por él. Esto quiere decir que si por ejemplo un trabajador gana 1000 euros, pero a ellos hay que sumarle otros 250 de este tipo de producto, la empresa ha de cotizar a la Seguridad Social por ese total de 1250 euros en lugar de los 1000 euros por los que cotizaba anteriormente. En ese sentido, la empresa puede razonar y decir que quizás un trabajador estará más contento cobrando 1250 euros que con el mismo coste que le supone pagarle 1000 y los 250 del ticket restaurant.

Sin embargo, cuando se trata de la carga fiscal soportada, los gastos del ticket restaurant suponen un gasto completo que se puede descontar de los ingresos para reducir el coste del impuesto de sociedades. Es cierto que en ese sentido no se cambian demasiado las cosas con respecto a la opción de pagar íntegro el sueldo que al hacerlo con la fórmula de las comidas pagadas.

En muchos casos, los salarios bajos hacen que el ticket restaurant compense más que tener que pagar la comida por su propia cuenta. Al menos, muchos trabajadores echan números y consideran muy positivas las ofertas laborales que incluyen este tipo de beneficios. Aún así, todo dependerá del empleado al que se contrate.

En resumen, para las empresas, al menos con la normativa actual, no tiene demasiadas ventajas el uso del ticket restaurant.

Los pros y los contras para el trabajador

Entre las ventajas que tiene el trabajador se encuentra la de preocuparse de los gastos que debe destinar de su salario a su manutención diaria en horario laboral. Además, si en el entorno de la empresa hay locales que ofrecen el pago con este sistema, le resultará realmente práctico. En muchos casos se ofrecen descuentos específicos, o menús especiales para los que poseen este medio de pago.

El contra, sobre todo si comparamos la remuneración con un extra como el ticket restaurante frente a la remuneración completa en dinero, se encuentra en que el ticket restaurant no puede ser canjeado por efectivo. Eso quiere decir que si no se utiliza, por la causa que sea, se pierde. Además, en ocasiones el trabajador podría buscar un ahorro, y por lo tanto, estirar más su salario trayendo la comida de casa. En este caso, aunque lo haga, no obtendría beneficios económicos por lo que hemos explicado anteriormente.

Además, en general, el uso del ticket restaurant está limitado tanto en el importe, como en su uso en días de semana, como en los locales con los que se pretende pagar con él. En ese sentido, las opciones están siempre más limitadas que cuando el trabajador dispone de su propio dinero en efectivo.

Tal y como acabamos de exponer, los trabajadores tampoco obtienen grandes ventajas, al menos en el sentido económico, del uso del ticket restaurant. Es más, pueden verse realmente perjudicados si los comparamos con otras opciones en las que se busca el ahorro máximo apostando por llevarse el tupper al trabajo. ¿Tienes tú una remuneración en especie como ésta en tu trabajo actual? ¿Estás contento con ella?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...