Teletrabajo: la mejor forma de ahorro para el trabajador, la empresa y el gobierno

Pese a que en España apenas está implantado, esta fórmula de trabajo se reconoce en países que la tienen mucho más desarrollada como un gran aliado del ahorro.

trabajar desde casa

Aunque en España no está nada implantado e incluso se tiene una consideración bastante negativa de él, lo cierto es que el teletrabajo podría ser en muchos sentidos una solución a adoptar para solucionar parte de la crisis de empleo que vive nuestro país. Muchos profesionales que actualmente trabajan como freelance utilizan este método de trabajo que gracias a las nuevas tecnologías como videollamadas, chats y sistemas de mensajería permiten una relación constante con el cliente y esto podría aplicarse a casi cualquier trabajo administrativo y a labores que tengan que ver con el uso de ordenadores en todos los campos.

Trabajar desde casa no implica trabajar menos. Implica trabajar mejor. Las ventajas para el trabajador de gestionar su tiempo de ocio y su tiempo de trabajo evitando desplazamientos que al fin y al cabo le “roban” al día minutos o horas y que suman al final del mes una buena cuenta que nadie paga y que él tiene que perder de tiempo libre son evidentes. Pero en el mundo empresarial también se podrían llegar a ahorrar muchos costes. Por ejemplo beneficios como los vales de comida o los bonos de transporte permitirían un ahorro importante a la compañía. Y eso sin tener en cuenta que un trabajador en la oficina gasta luz, agua y servicios que de estar en su casa nos los ahorra.

Pero el ahorro en el teletrabajo no se refiere únicamente a trabajadores y empresarios, sino también al conjunto del Estado. El ahorro que supondría en todos estos costes, es también un ahorro económico en cuanto a gastos no productivos. Al mismo tiempo, con una apuesta por el trabajo desde el propio domicilio se ganaría en productividad, ya que experimentos en otros países en los que el sistema está mucho más implantado demuestran que aumenta considerablemente esta variable cuando se le da la libertad al empleado de elegir su horario y gestionar su propio trabajo. Por si fuese poco, reduciendo todos los costes a los que hemos hecho mención anteriormente seríamos mucho más competitivos.

Sin embargo, no parece que la idea cale mucho más allá de en algunas profesiones creativas y en el propio sector freelance que trabaja para varios clientes a la vez y que en muchos casos opta por poner la oficina en casa precisamente para conseguir ahorrar costes. Veremos si la crisis logra ahondar en esta fórmula que en países como Holanda ya genera miles de puestos de trabajo, o si seguimos pensando que trabajar mucho es estar en las oficinas horas y horas sin más.

Imagen: elenac

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...