¿Se puede vivir sin tarjetas de crédito?

Cada vez es más cierto que volvemos a rescatar los hábitos de décadas atrás. Antes nuestros abuelos e incluso padres, no usaban las tarjetas de crédito y siempre pagaban sus compras al contado, una costumbre que en los últimos años está en desuso y quizás por ello estamos un poco endeudados.

La realidad es que se puede vivir realmente sin una tarjeta de crédito, como mucho una cuenta paypal para las compras en internet –que es gratis- o una tarjeta a debito  por aquello de no llevar dinero en metálico encima. Seguramente sea uno de los primeros puntos para sanear un poco nuestra economía doméstica.


Es verdad que la comodidad, seguridad y el acceso a crédito que aportan las tarjetas ha extendido su uso de forma imparable en nuestra sociedad. Si bien, la necesidad de huir del endeudamiento y controlar los gastos en las economías familiares, el aumento exponencial en las comisiones de los plásticos, y el creciente recelo hacia las entidades financieras responsables principales de la crisis económica actual, han alimentado el debate sobre la posibilidad de renunciar a ellas.

Evidentemente tendrá sus ventajas, pero la realidad es que hay que tener un control sobre ellas, ya que es sencillo perder el control del gasto mensual si se utiliza de forma sistemática la tarjeta. Además, diversos estudios han puesto de manifiesto que la compra compulsiva es más habitual con las tarjetas que con el efectivo.

Por lo tanto yo os lanzo una pregunta ¿seríais capaces de vivir sin una tarjeta de crédito?, es cierto que la inseguridad de no poder afrontar un pago imprevisto nos puede quitar el sueño, pero más sueño nos puede quitar el saber que después hay que pagar la compra realizada previas comisiones bancarias y así, nunca controlaremos el dinero que realmente tenemos, por aquello de pagar ‘a crédito’.

Imagen | micorbatayyo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...