5 tips para usar la tarjeta de crédito de manera provechosa en tiempos difíciles

El uso de la tarjeta de crédito puede ser muy beneficioso si aprende como usarla en estos tiempos

Aprende a usar tu tarjeta de credito de la forma adecuada en tiempos de crisis

Tener una tarjeta de crédito puede ser un gran beneficio para comprar artículos que necesites y es una herramienta que, bien usada, te va a permitir más opciones para tus finanzas personales.

No obstante, muchas personas que tienen tarjetas de crédito pierden el control cuando la economía, o su propia economía, se encuentra en crisis. Y es lo que ha pasado a muchas personas durante esta crisis por coronavirus: desempleo e inconvenientes de ingresos han venido a entorpecer el pago de créditos.

Hoy por hoy, los bancos han dado alternativas para que los deudores, tengan más tiempo y comiencen a pagar una vez que la cuarentena pase. Y a pesar de que estas disposiciones de los bancos son de gran beneficio, hay hábitos que podemos apadrinar para que una deuda no nos rebase durante un tiempo difícil.

Las tarjetas de crédito muchas veces sacan de aprietos

En concordancia con la plataforma Coru.com es factible que se tenga controlada la manera en que usamos las tarjetas de crédito, que nos pueden ser útiles en una emergencia en la que no haya dinero para cubrirla.

Por ejemplo, para pagar la consulta de un médico, o lo que nos receten o algunos hospitales las solicitan como garantía para que ingrese una persona. Eso es lo que podría ser entendido como una verdadera emergencia.

Sin embargo, si piensas usar tus tarjetas durante este periodo difícil, hay algunas consideraciones que debes tener en cuenta antes:

1 – Clasifica

En primera instancia, deberías tener clasificadas tus tarjetas de acuerdo con la utilización que puedes darle durante una crisis. No es igual una tarjeta departamental que una de banco. O en algunos sitios una de tus tarjetas te permite amontonar puntos para comprar, por ejemplo, despensa.

2 – ¿Cuántas tarjetas se deben disponer?

Aunque no hay una cantidad mínima o máxima de plásticos que debe tener un individuo, pues cada situación es diferente, lo que sí te podemos aconsejar es que solamente tengas aquellas tarjetas que puedas cubrir con tu salario o ingresos, sin que te cree problemas.

Tu dinero debería llegar a fin de mes, sin que lo utilices sólo para pagar deudas.

3 – Contrasta costos y comisiones de cada tarjeta

Si no estás al tanto de cuánto dinero pagas por comisiones por tus compras, o cuando sacas dinero de la tarjeta de crédito (hábito que muchos tenemos y que no es aconsejable); o cuánto pagas de Costo por año Total y todos esos pequeños “gastos” que te puede agregar el banco.

Se necesita que busques la información y así sabrás si te conviene deshacerte de una de tus tarjetas.

Si nada más dispones de una tarjeta y al adquirirla con las de otros bancos encuentras que la tuya es muy costosa, puedes cancelarla y solicitar una de otra institución.

4 – ¿Compras a meses sin intereses? En el momento no es recomendable

A menos que se trate de algo que deba ser para ya, las compras a tiempo sin intereses tendrías que dejarlas para cuando pase este lapso de tiempo. El motivo es el siguiente: las compras a meses sin intereses tienen que ser planificadas y deben comprarse artículos de larga duración para que merezca la pena.

A menos que estés teniendo en cuenta en comprar una lavadora o una estufa, (y sólo si no tienes o las que tienes ya no funcionan) a lo mejor deberías prorrogar tus planes de adquirir algo bajo este esquema.

5 – Compra luego de tu fecha de corte

Esto tiene una razón muy sencilla: te dará más tiempo para pagar.  Si utilizas el plástico de esta forma, serán alrededor de cuarenta y cinco a cincuenta días para que cubras el saldo. Para esto es preciso que sepas cuál es tu fecha de corte.

No debes olvidarte que en estos momentos hay que crear prioridades, cuidarte tú y tu familia es realmente lo esencial. Administrar sus recursos les dará mayor tranquilidad.

6 – Ten presente con cuento endeudarte

Debes tener en cuenta que el crédito no es tu dinero, es un tipo de préstamo que tienes que devolver, y con intereses. Hay especialistas que recomiendan que tus deudas no se pasen el 20 o 30% de tus ganancias.

Por ejemplo, si en un mes te pagan doce mil euros, tus deudas deberían estar entre los 3,600 euros y los 2,400, como máximo.

Si tienes pensado en seguirle cargando a tu tarjeta, ten presente que hay gastos fijos que nunca deben ser olvidados en tu presupuesto: servicios como el agua, gasolina, luz, internet, teléfono, gas; gasto de renta o hipoteca, despensa, etc.

Otra recomendación que debemos darte con respecto al uso de las tarjetas de crédito es, en este sentido, que tus tarjetas de crédito no pasen el 50% de la línea de crédito total que te dio tu banco. Por ejemplo, si tu tarjeta tiene 20 euros de crédito, debería tener libres 10 mil euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...