Tarjetas de crédito sin cambiar de banco: ¿cómo funcionan?

Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco son una opción en alza y en este caso, intentamos entender cómo funcionan en realidad porque la oferta es cada vez mayor

TARJETA

Los productos bancarios están aumentando sus posibilidades en el mercado, auspiciados por consumidores cada vez más formados y preocupados por gastos y comisiones, así como una brutal competencia sobre todo en el mundo de la banca online. Sin embargo, hay productos que se diferencian claramente de los que directamente nos ofrecen las entidades porque no requieren que cambiemos de banco, sino que nos ofrecen la posibilidad de disfrutarlos haciendo uso de nuestras mismas cuentas. En este caso vamos a hablar de forma particular de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco: ¿cómo funcionan?

Tarjetas de crédito sin cambiar de banco: ¿cómo funcionan?

Lo cierto es que son muchas las ofertas de tarjetas de crédito que dan la oportunidad de disfrutar de pagos aplazados para financiar compras que se nos salen del presupuesto sin hacer trámites de cambios de bancos. Sin embargo, aunque puede resultar en realidad muy ventajoso a primera vista, casi siempre estos plásticos ofrecen unas comisiones bastante elevadas, a las cuales es preferible escapar para evitar incurrir en dudas altas a causa de los intereses.

Aunque todo depende de quien ofrezca la tarjeta, del número de meses en el que se vaya a aplazar el pago, y también del importe a financiar, si que es verdad que a veces puede resultar interesante, aunque para descubrirlo hay que tener muy claros cuales son los intereses que se van a pagar por el pago a plazos del servicio o producto, y no hay mejor fórmula para ello que la de acudir a simuladores que ayudan a entenderlo y a tomar la decisión más correcta.

En todo caso, antes de decidirse por una de esas muchas ofertas de tarjetas de crédito que no requieren de la necesidad de cambiar de banco, lo ideal es que apuestes por una exhaustiva comparación de las que si se asocian directamente a tu banco, y de los préstamos personales que puedan ayudarte a financiar esa compra que tienes en mente. Además, en caso de compras de electrónica, informática o electrodomésticos, que siempre suman un buen presupuesto, siempre conviene atender a las ofertas de financiación a cero euros de las tiendas y centros comerciales. En esos casos, de estar disponibles ni te lo pienses, porque ahorrarás mucho dinero optando por esta modalidad de compra y ellos serán los que tramiten todo el papeleo.

Imagen: Jorge Franganillo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...