Prevenir es la mejor forma de ahorrar dinero

Si quieres evitar gastos por sorpresa en tu hogar, una de las mejores formas para hacerlo es precisamente conseguir prevenirlos reparando y adecuando las cosas que van estropeándose de forma gradual

prevenir

Ya lo decía un refrán y yo soy de las que creen que los refranes casi siempre llevan razón, porque la sabiduría popular, aún llena de sus mitos y miedos que no pueden ser demostrados es en realidad una gran fuente de conocimiento si la sabemos aprovechar. Hoy lo digo por aquello de prevenir es curar, porque en realidad ese es el mejor consejo que podemos seguir para lograr precisamente cuadrar las cuentas en la economía doméstica. Así que hoy hablamos un poco más en profundidad del tema que con unas perspectivas nada buenas de cara el futuro creo que es uno de esos consejos de la abuela al que sacarle provecho.

En realidad la idea es muy fácil de seguir, aunque eso no implica gasto cero, sino más bien ir pagando poco a poco y evitando daños mayores que luego puedan afectar seriamente a nuestros bolsillos de tal manera que no podamos asumirlos y que para hacerlo tengamos que solicitar incluso un préstamo que con los intereses que supone y lo difíciles que están las concesiones, no será nada fácil para poder lograr en casi ninguna entidad.

  • Así, lo primero que tienes que hacer es cuidar lo que tienes. Tanto el mobiliario, como los electrodomésticos y suelo y paredes. Protegerlos con productos específicos, evitar que los niños puedan hacer lo primero que su imaginación les proponga, o comprar regletas que prevengan problemas en la red eléctrica que acaben por quemar los aparatos es sin duda la mejor de las opciones.
  • Lo segundo que te recomiendo es echar un vistazo a las propuestas de seguros de hogar. Pueden sacarte de un grave aprieto en caso de que tengas contratado uno de ellos y a día de hoy por la competencia y porque los bancos se han metido de lleno en el sector los precios son realmente asequibles, y nunca está de más conocer lo que cubren y si te compensan.
  • Lo tercero y aquí ya hablamos de una inversión directa es echarle mano a aquello que se ha estropeado o que empieza a deteriorarse lo antes posible, ya que dejarlo para más tarde no solo conseguirá no ahorrarte dinero, sino que acabará por acumularse haciendo imposible la tarea de afrontarlo, y al mismo tiempo también conseguirá que el gasto que tengas que hacer aumente conforme al tiempo que dejes pasar. Algo como puedes ver nada recomendable para el ahorro doméstico

Imagen: sergis blog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...