Guía para aprovechar mejor tu seguro de hogar

Resguardar el lugar donde vives siempre debe estar en tus prioridades. En el siguiente texto te mostramos cómo puedes asegurar tu hogar y prevenir futuros riesgos.

Utiliza esta guía para segurar tu hogar

Cuidar de casa no solo pasa por nuestras manos. Sí es, tal vez, el tema más importante, por eso siempre se debe crear conciencia con cada uno de los miembros del hogar en pro de contar con las mejores condiciones posibles y así no lamentarnos por situaciones creadas por nosotros mismos.

Pero, a veces, existen factores de alto riesgo que no podemos controlar y que generen un impacto directo sobre nuestra casa y nuestro presupuesto.

Para evitar que esto suceda, o al menos que los gastos sean realmente relevantes, existen los seguros de hogar.

¿De qué va?

Es tan simple como un acuerdo con una compañía especializada en la materia, la cual tiene como tarea asumir los daños del hogar ante una serie de opciones y catástrofes que pueden afectarla.

Esta es capaz de cubrir aquellos generados dentro de casa, así como los daños cuya responsabilidad es de terceros. Además, a diferencia del seguro de automóviles, este no es obligatorio.

¿Qué se encargan de cubrir?

Básicamente, un seguro de hogar, dependiendo del tipo de póliza, puede hacerse cargo de cualquier tipo de desperfecto generado. Si estás interesado en contratar uno, recuerda que este debe cubrir los siguientes percances, según el acuerdo alcanzado con la empresa responsable:

1.- Daños eléctricos. Si algún cortocircuito causa daño en alguna herramienta o elemento de casa.

2.- Responsabilidad civil. Si terceros cometen algún agravio contra la estructura o el contratiempo tiene que ver con alguna cosa que se encuentre dentro de la casa.

3.- Robo. La empresa debe indemnizar ante lo que se haya extraído del hogar. Algunos, incluso, se hacen cargo de la ropa hurtada.

4.- Filtraciones. Problemas con tuberías que conlleven a un deterioro notorio de paredes y techo.

5.- Muebles. En caso de alguna explosión, la compañía debe hacerse responsable de los mobiliarios afectados.

6.- Lesiones. Incluso si algo como lo expuesto anteriormente ocurre, la empresa debe cubrir los gastos médicos del afectado, si estaba en el lugar.

7.- Apagones. En el caso de los problemas eléctricos, y a diferencia del primer punto, un apagón de largas horas, incluso días, puede hacer mella a la comida almacenada en el refrigerador. La misma debería reponerla la compañía en ese caso.

8.- Reposición. Su la causa en la anteriormente expuesta, entonces la póliza, si la cubre, deberá asumir y reponer aquellos artefactos que se hayan visto afectados por algún problema eléctrico en el hogar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...