Cómo conseguir ahorrar dinero en los seguros

Si quieres ahorrarte un buen dinero en el ámbito de los seguros, hoy te traemos unos cuantos consejos para lograrlo aprovechándote de ofertas especiales y de seguros sin coste.

seguros vida

Los seguros son uno de los productos que muchos han decidido eliminar de sus gastos con la crisis. Sin embargo, hay cosas para las que necesitamos tener un seguro de forma obligada, y hay otras para las cuales nos obligan con ciertos productos bancarios. Así por ejemplo, es bastante habitual que para la hipoteca nos pidan un seguro de vida y otro de hogar. Aunque como ya se ha comentado en muchas ocasiones, y se ha puesto de manifiesto desde las asociaciones de consumidores no es necesario contratar estos seguros con la entidad, eso no nos exime de la responsabilidad de tener uno. Así que ¿cómo hacemos para que nos cueste menos?

Lo primero que hay que tener claro es que no todos los seguros son iguales. Conocer una compañía que funcione bien en caso de que algo nos ocurra y no nos pongan pegas para poder acceder al dinero para la reparación o al dinero de indemnizaciones es un primer paso muy importante. Casi siempre que hablamos de ahorrar en seguros no tenemos en cuenta esta variable, y ciertamente resulta fundamental porque de poco nos servirá pagar menos por algo que luego no nos ofrece lo que nos promete. Pero más allá de este punto, que podemos lograrlo con recomendaciones de amigos, familiares y de la propia web, ¿cómo puedes hacer para que un seguro te cueste menos?

Seguros con los bancos

Una de las fórmulas de ahorro en seguros que más acogida están teniendo, en parte porque se facilita la vida al cliente, en parte porque no se especifica que hay otras opciones son los seguros que nos ofrecen los bancos. A través de empresas con las que tienen convenio, o de sociedades que han montado para que actúen como aseguradoras cuyos productos luego comercializan las entidades, los bancos se han convertido en verdaderos captadores de clientes de seguros.

La clave del éxito de los seguros de los bancos está en el hecho de que ofrecen precios muy competitivos, y además, acaban por mostrárnoslos como la única opción. En muchos casos, el cliente no se preocupa de buscar otras iniciativas, porque le resulta fácil firmar lo que le proponen sin más papeleos. En otros, el precio es inferior al que se ofrece en el mercado, por lo que compensa sin más. Eso sí, te recomiendo que antes de firmar uno de estos seguros, que parecen tenerlo todo a su favor para ser un producto inmejorable, te plantees que podrían no resultarlo tanto, ya que no siempre las aseguradoras responden cómo deberían. Internet es una buena fuente de consulta para enterarte de cómo le han solucionado el problema a otros clientes que tienen contratado tu mismo producto.

Promociones puntuales

La fuerte guerra de competencia que se ha abierto en el sector de los seguros ha hecho que aparezcan muchas promociones pensadas para contrarrestar al otro, y sobre todo, para llamar la atención de los nuevos clientes. Aunque en muchos casos estas ofertas de las aseguradoras nos ofrecen muchas ventajas, soluciones y un genial precio, hay que tener en cuenta los compromisos de permanencia que nos hacen firmar. En algunos casos, las ofertas están superditadas a otras contrataciones o al hecho de que debemos permanecer con la compañía un determinado período.

También es importante en el caso de las ofertas especiales en el mundo de los seguros que tengas en cuenta si las coberturas son idénticas a los productos que ofrecen sin promoción y cuál es la carencia para poder disfrutar de todas las características y coberturas del seguro en sí mismo.

Seguros gratuitos

Por otro lado, hay que recordar que en ocasiones podemos contar con seguros gratuitos, a los cuales no siempre prestamos la máxima atención o no conocemos por tratarse de productos que se comercializan conjuntamente con otros productos o servicios. En nuestro blog A Fin de Mes ya hemos hecho una mención específica a ellos con los seguros gratis que tienes incluidos en tus tarjetas, pero puede ocurrir en otros casos y con otros servicios. De todos modos, por ejemplo, en los viajes, resulta casi siempre contraproducente comprar los billetes con una tarjeta de crédito y añadir un seguro de los que venden las aerolíneas, ya que en la mayor parte de los casos estarás cubierto sin ningún coste extra por tu propia entidad.

Imagen: State Farm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...