Cómo conseguir un seguro de coche más barato

Hacerse con un seguro de coche más económico no es algo fácil. Sin embargo, hay maneras de conseguirlo de las cuales te hablamos hoy en A Fin de Mes.

seguros coche

Los gastos fijos nos traen en muchos casos por el camino de la amargura a la hora de cuadrar los presupuestos de las economías domésticas. Y uno de los que más veces nos acaba por dejar sin blanca es el del seguro del coche. En realidad, a día de hoy gracias a la competencia, y a algunas técnicas de marketing que utilizan las propias compañías, resulta más fácil encontrar seguros de coches a buen precio, y de eso es de lo que te queremos hablar precisamente en este artículo de A Fin de Mes.

Lógicamente, no se trata de una panacea, ni tampoco de conseguir seguros a coste cero, pero estos consejos pueden ayudarte a que la cuenta que te sale por el seguro de tu vehículo sea un poco más llevadera. Y actualmente cualquier céntimo cuenta a la hora de cerrar los presupuestos mensuales. Así que si quieres pagar menos en tu seguro, y estás dispuesto a invertir tiempo para hacerlo, vamos a explicarte cómo conseguirlo. Aún así, el importe del seguro de tu vehículo dependerá de muchas cosas, como por ejemplo tu perfil de conductor, el coche que tengas, o la ciudad por la que circules.

Consejos a tener en cuenta para ahorrar en el seguro del coche

  • Compara y compara: puede que lo hayamos dicho en un millón de ocasiones, y que se aplique a prácticamente cualquier cosa en la que queramos ahorrar dinero. Sin embargo, la actual competencia y la inclusión del mundo online y de las compañías low cost hace que realmente este consejo sea el que más resultados nos va a dar a la hora de conseguir el objetivo. Para hacer esta comparación, puedes utilizar las propias compañías en internet, o en su defecto, apostar por buscadores que te presentan todas las ofertas y precios en una única página. También puedes preguntar directamente en los corredores de seguros de tu localidad, aunque por norma general, no saldrá más económico.
  • Coberturas adicionales: en el caso de los seguros de coche de las distintas compañías, hay que tener en cuenta las coberturas que cubren. Lo cierto es que en muchos casos, hay extras que no son necesarios y de los que no vamos a sacar partido, los cuales de algún modo aumentan el precio del seguro del vehículo. Aunque no siempre es posible, intenta negociar la eliminación de esas coberturas solicitando un cambio en la tarifa que debes pagar. De ese modo, conseguirás tener solo lo que te hace falta y pagar menos por él.
  • El coche que aseguras: si tu coche es de los que tienen un alto riesgo de sufrir un accidente, de averías o de otro tipo de problemas, es muy probable que el seguro te salga bastante más caro. En este caso, si no vas a cambiar de coche, lo mejor es que acudas a tu compañía exponiendo tus datos de buen conductor. No conseguirás reducir el coste hasta el de un modelo de bajo riesgo, pero desde luego sí que lograrás una rebaja que puede resultar interesante en el caso de que tengas un buen expediente al volante.
  • Pregunta siempre por promociones y descuentos: en muchas compañías se lleva ahora lo de acumular en un mismo lugar varias pólizas de seguros. Así, si por ejemplo necesitas un seguro de hogar, y vas a contratar al mismo tiempo el seguro de tu coche, porque se te ha terminado el contrato o por cualquier otra razón, entonces deberías contemplar comentarlo a la hora de solicitar el presupuesto, ya que puede que contratando ambos, ahorres dinero. En este mismo apartado cabe señalar que las tarjetas bancarias, ser miembro de algún club o tener tarjetas de fidelidad de cierto tipo también supone hacerse con ventajas de ahorro en los seguros de coche.

Ya ves que no es demasiado difícil lograr que tu seguro de coche salga más barato, aunque para conseguirlo hace falta invertir bastante tiempo en la búsqueda. La actual competencia ha hecho bajar los precios, pero siempre es conveniente revisar bien las condiciones que se plantean y leer la letra pequeña de los contratos, ya que algunas compañías aprovechan el bajo precio para llamar la atención y acaban colocando cláusulas complejas en esa letra que no siempre leemos como deberíamos. Además de esto, en caso de que no pases por tu mejor momento de liquidez, lo mejor es que preguntes por fragmentar el pago de tu seguro. Te costará algo más de dinero pagarlo en dos o tres plazos, pero es la mejor de las opciones en el caso de no poder afrontar tanto dinero de golpe.

¿Has utilizado alguna vez estos u otros trucos para conseguir reducir el importe de tu seguro de coche?

Imagen: SR blog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...