Secretos para el buen ahorro

Si te pensabas sabías todo sobre el buen ahorro, siempre hay hábitos y secretos para mejorar la economía doméstica.

tarjeta

¿Has probado a tener distintas cuentas para cada ahorro? Es decir una cuenta corriente para distintos propósitos. Ahorro para imprevistos, cuenta-hipoteca si planeas comprarte una casa, cuentas para viajes. Tener cada dinero aparte de la cuenta principal hará más fácil no gastarlo durante el mes, y sobre todo tener una buena contabilidad de todo.

También puedes dividir las tarjetas: destina una solo a las compras de Internet vinculada a una cuenta solo para estos gastos y con el crédito limitado, una vez que lo agotes, no hay más compras.

Evidentemente negocia con tu banco que no te cobren por el mantenimiento de tantas cuentas corrientes o tarjetas, si te lo cobrasen, cámbiate de banco o caja de ahorros.

Evidentemente que para ahorrar lo primero que hay que saber es hasta dónde se puede gastar. Haz una estimación de gastos y decide que puedes gastar mensualmente –evidentemente no puede ser superado por tu sueldo- y en qué partidas –alimentación, agua, teléfono, casa, luz … gastos mensuales- .

Para hacerlo, fíjate en el año anterior y revisa las facturas y los extractos bancarios y piensa que cada año aumenta el gasto en las distintas partidas, y si encima sigues con el mismo sueldo, hay que ir reduciendo. Prevé además, una rinconcito para imprevistos.

Imagen | Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...