Salarios ligados a la productividad ¿Una receta segura?

La secretaria de Estado de Empleo asegura que es fundamental ligar salarios a productividad. Yo me pregunto si esto también se dará en tiempos de bonanzas.

productividad

La verdad es que cada día me siguen sorprendiendo las teorías que algunos supuestos entendidos ponen sobre la mesa acerca de cómo arreglar el problema del paro sin crear más problemas extras. La última propuesta nos llega desde el gobierno, y quién la expone es la secretaria de Estado de Empleo. Según ella, los salarios sí que han sufrido moderaciones a lo largo de estos últimos meses, aunque eran totalmente necesarias para ajustarse a la realidad empresarial y social en la que actualmente vive España. Asumid pues que la bajada salarial es un hecho (antes negado), la solución conjunta al problema del paro y de los incentivos a la contratación no pasa por una rebaja de las cotizaciones sociales, sino por un nuevo reajuste ligando sueldos con productividad.

Está claro que muchos países llevan años abogando por este sistema. Alemania es uno de esos ejemplos. Y aunque como cualquier otro sistema tiene sus pros y sus contras, y todavía esta semana la OCDE le dio un tirón de orejas a los germanos precisamente por la proliferación del empleo precario, la realidad es que actualmente, España no está en la situación de Alemania. Vivimos un momento de estancamiento de la demanda de prácticamente todos los productos y servicios, lo que conlleva una disminución de la producción y de las ventas de las empresas. Eso significa que vincular justamente ahora salarios con productividad es una nueva caída en las nóminas.

Sin embargo, lo que yo no entiendo, es que si el sistema de vinculación de salarios con productividad resulta tan óptimo, ¿por qué a nadie se le ocurrió colocarlo en los tiempos de bonanza? Pareciera que se obvia que utilizar ese término supone que por un lado, cuando la demanda cae, y la producción también, lo hace la remuneración (Puede ser a nivel global, o a nivel de un empleado concreto, depende de cómo se implemente). Pero cuando producción o ventas suben, también lo hace el salario del trabajador.

Yo creo que a la vista de los datos que salen publicados día tras día sobre la pésima situación de la economía doméstica, y la mala evolución de la liquidez familiar, al trabajador ya no se le puede pedir más. Hacerlo es una verdadera burla, sobre todo cuando los salarios no están, ni a la altura de Europa, y empiezan a ser incluso una renta que no permite ni siquiera poder acceder a lo básico para vivir.

Imagen: f.e.weaver

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...