¿Sabías que el minimalismo puede mejorar tus finanzas personales?

Aplicar los conceptos minimalistas a tu vida contribuirá a sanear tus finanzas personales.

Aprende cómo el minimalismo puede mejorar tus finanzas

El mundo moderno nos ofrece muchas ventajas en diversos aspectos de nuestra vida, avances tecnológicos y otros tipos de adelantos que facilitan todo. Sin embargo, también es cierto que estos progresos sin duda nos vuelven más consumistas y por lo tanto más “gastadores”.

Invertir dinero en cosas necesarias para vivir o una carrera universitaria no te hará ningún daño, al contrario. Pero gastar por gastar sin justificación es algo que puede afectar gravemente tus finanzas personales.

Cuando gastas dinero en cualquier cosa que consideres útil, al momento no sentirás que es algo incorrecto o innecesario, el problema vendrá cuando no haya llegado el fin de mes y te des cuenta de que aún hay muchas cuentas por pagar. Una solución para este problema sería aplicar un estilo de vida minimalista.

Seguramente te preguntarás: ¿qué tiene que ver el minimalismo con las finanzas? La respuesta es más obvia de lo que te imaginas, incluso aplicarlo puede llegar a sanear tus finanzas de una forma muy efectiva.

¿Cómo combinar minimalismo y finanzas?

Empecemos por definir minimalismo. Este concepto implica simplificar las cosas tanto como se pueda, con el objetivo de darle relevancia a lo que sea de verdad necesario y útil. De hecho, existen muchas formas de aplicar este concepto y una de las más famosas son las 10 leyes de la simplicidad.

Partiendo de este concepto podemos entender cómo compaginarlo y adaptarlo a nuestras finanzas personales. Y es que al dejar de lado caprichos materiales y gastos innecesarios, es mucho lo que podemos ahorrar.

Algunas personas tienen una idea equivocada de esta filosofía, puesto que la asocian con carencia. Vaya equivocación. Simplificar no quiere decir carencia bajo ningún concepto.

Es importante que tengas claro que aplicar minimalismo en tu vida para disfrutar de unas finanzas saludables no quiere decir que de ahora en adelante llevarás una vida triste y miserable. No, la idea es deshacerte de cosas y asuntos que honestamente no necesitas para llevar una vida digna.

Si pensamos bien, tal vez muchos de nuestros gastos y algunas posesiones no son más que un capricho. ¿Realmente cuántas cosas necesitamos para tener una vida cómoda que disfrutemos a plenitud? Este ejercicio te ayudará a cambiar tus patrones por completo.

¿Qué hacer?

Una vez que te hayas enfocado en lo verdaderamente relevante y necesario para llevar una buena vida, debes identificar todo aquello que te acarrea un gasto injustificado y librarte de ello. Para lograrlo es necesario llevar un presupuesto.

Actualmente sobran herramientas con las cuales puedes registrar y controlar a la perfección todos los ingresos y egresos. En Internet conseguirás herramientas muy útiles para tal fin e incluso podrás hacer uso de ellas de forma gratuita, incluso las puedes utilizar desde tu teléfono móvil.

¿De qué prescindir?

Por ejemplo, si vives en la ciudad, pero tienes rentado un apartamento en la playa y pasan meses sin que vayas a disfrutarlo, es más que obvio que la propiedad solo representa un gasto innecesario. La idea no es privarte de vacaciones, pero puedes prescindir de ese alquiler y buscar otras formas de recreación que no requieran de pagos mensuales fijos.

Las tarjetas de crédito son otro ejemplo. No te estamos diciendo que prescindas de todas ellas, pero si eres de los que acostumbra a tener tres y hasta cinco plásticos lo más seguro es que siempre estés endeudado. 

Esto no es bueno para tus finanzas. Te sugerimos deshacerte de la mayoría y quedarte con máximo dos y las tengas destinadas a atender emergencias y para ayudarte a mantener un historial crediticio positivo ante la banca.

Por otro lado, si tienes varias deudas trata de saldarlas, pues recuerda que estas solo afectarán tu flujo de caja. Puedes cancelarlas, por ejemplo, con el dinero que ahorres tras haberte librado de bienes innecesarios. Es importante que una vez que hayas conseguido salir de deudas no vuelvas a contraerlas. Recuerda lo que dice el famoso dicho: sin deudas, sin peligros.

Beneficios del minimalismo en las finanzas

Aunque no lo creas hay beneficios más allá del ahorro. Evidentemente el hecho de haber suprimido deudas y haberte librado de objetos innecesarios te permitirá mantener unas finanzas sanas y la certeza de un porvenir libre de preocupaciones y carencias, rodeado siempre de abundancia.

Una de las cosas más importantes de llevar tus finanzas de forma consciente y minimalista, será la tranquilidad. Esta sensación te dejará ir a dormir sin la preocupación de conseguir dinero para llegar a fin de mes.

Al sentirte tranquilo realmente tendrás el control de tu economía y por ende habrás alcanzado la anhelada libertad financiera.

Tú también puedes adoptar un estilo y vida minimalista y consciente en beneficio de tu dinero, solo no te quedes en el concepto y la teoría, empieza a actuar y aplicar todas las medidas necesarias para asegurar el éxito y mejorar tus finanzas personales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...