¿Sabes que tienes contratados más seguros de los que crees ?

Hay ciertos seguros que en muchos casos no sabemos que tenemos contratados. Hoy queremos echar un vistazo a los más frecuentes para que les saques partido si lo necesitas.

tarjeta

En A Fin de Mes hemos hablado en muchas ocasiones de los seguros del mercado, tanto para elegir nuevos porque han cambiado las prioridades de tu vida, como el ahorro que puede suponer renovarlos con algunas promociones y la búsqueda de ofertas. Sin embargo, en este caso queremos retomar el tema para hablarte de los seguros que puede que ya tengas contratados y no les estés sacando partido. Y tú dirás ¿cómo no voy a saber que tengo contratado un seguro? Puede pasar porque muchos instrumentos financieros como las tarjetas de crédito los llevan asociados, y en otras ocasiones pedir un préstamo o una hipoteca también te vincula con determinado tipo de productos.

Precisamente porque el asunto es mucho más habitual de lo que puede parecer, hoy te proponemos un listado de seguros habituales a los que puedes sacar partido en caso de que los necesites. Lo mejor será que empieces a revisar los contratos de los productos que tienes con el banco, porque puede que tengas más seguros de los que habías pensado e incluso que hayas necesitado de ellos y no hayas recurrido por desconocimiento. ¿Qué dices, te animas a descubrirlos con nosotros?

Seguros más habituales que puedes tener contratados

  1. Cancelación de vuelos: es quizás una de las cosas con las que más a menudo te vas a encontrar sin saber bien qué hacer. Hay que leerse bien la letra pequeña y tener en cuenta los derechos que se recogen dentro del Espacio Europeo para los pasajeros. Muchas compañías ofrecen pólizas por separado que te cubren los retrasos y cancelaciones, pero en la mayor parte de los casos su contratación es contraproducente si ya lo tienes disponible en tu tarjeta de crédito.
  2. Seguro por pagos fraudulentos con tarjeta: es otro de los más útiles y aunque no todos los bancos lo ofrecen gratis, sí que es cierto que se recoge en el contrato de muchas tarjetas con ciertas condiciones. De manera general se cubren todos aquellos gastos no autorizados desde el aviso de robo de tarjeta, o incluso un par de días antes. Generalmente, también hay un límite en cuanto a las cantidades sustraidas. Sea como sea, si tienes la mala suerte de perder la tarjeta y que algo de esto ocurra, debes saber que puedes estar protegido sin ser consciente de ello.
  3. Protección en casa: si tienes una hipoteca o un préstamo hipotecario es más que probable que te hayan obligado a suscribir un seguro de hogar. Dependiendo de cómo sea éste podrás tener acceso a coberturas que ahora tienes que pagar de tu bolsillo. Precisamente en este caso te aconsejo echarle un vistazo a fondo porque si tienes problemas de agua, o se estropea un electrodoméstico, podría cubrírtelo sin tener que abonarlo por tu cuenta.
  4. Asistencia en viajes: otra de las cuestiones que también es importante es la asistencia en viajes, tanto si lo haces en coche como en avión. Por un lado, el seguro de coche que tengas contratado puede tener incluido este servicio con el que te llevarán el coche al taller y a ti al lugar en el que quieras estar. Por el otro, las tarjetas de crédito incluyen generalmente un seguro de asistencia que puede ayudarte a abonar los costes de un hotel si hay un retraso en tu vuelo o tren.
  5. Seguro de accidentes: nadie se espera nunca que vaya a tener un accidente. Sin embargo, estos ocurren cuando menos te lo puedes esperar. Es por ello que hay que estar protegido y conocer bien las coberturas de las que dispones. Al igual que en el caso anterior, éstas se recogen en tu seguro de coche y también en los seguros asociados a las tarjetas de crédito. Incluso en algunos casos las tarjetas de débito pueden incluirlo.

Estos son solo alguno de los seguros que puedes tener contratados sin saberlo. Si en tu caso no lo tienes nada claro, lo mejor es que revises los contratos de las tarjetas y del resto de productos bancarios que tienes a tu nombre. En todo caso, si vas a tu entidad, allí también te podrán informar de todas esas ventajas que te ofrecieron sin coste y que están ahí para que les saques partido cuando lo necesites.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...