¿Sabes qué es el preahorro?

Hacer un adecuado preahorro es muy importante en este tipo de economía actual, sin duda alguna es importante conocer y saber de que se trata esto

Sabes que es el preahorro

El observatorio Cetelem realizó un estudio en el que determinó que los españoles tienen capacidad de ahorro, pues en el mes de Agosto un 41,3% de personas mantuvieron en control sus cuentas, demostrando que no es apatía en gastar ni mucho menos preocupación por el futuro, pues según registros de la compañía BlackRock, a las personas les preocupa su vida llegada la jubilación.

La explicación a la tendencia del ahorro parece tenerla el 4to Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente de Rastreator. Según las investigaciones existen tres posibles causas para que las personas no ahorren: los españoles prefieren complacer sus gustos antes que ahorrar (43,3%), surgen gastos de emergencia (65,9%) y no tienen suficientes ingresos (71,4%). Si bien todos los motivos son válidos, no hay una respuesta certera al ahorro.

Sucede que los españoles seguimos empleando los métodos ancestrales del ahorro, mismas que se repiten y han hecho que optemos por ahorrar como fase final, sin saber que existe el preahorro. Para explicar el ahorro como método ancestral hay que recordar que durante la infancia nos daban dinero y se gastaba primero una parte, para guardar en una hucha lo que sobrara, tal como se repite de generación en generación, lo que explicaría porqué la forma de ahorrar de los españoles. La forma de ahorro tradicional se basa en los ingresos a comienzo de mes, cuando el pago se destina al pago de servicios, hipoteca, es decir aquellos compromisos monetarios usualmente mensuales, para luego el restante usarlo o invertirlo en comida, ropa, ocio y el sobrante es lo se ha considerado usualmente como el ahorro.

Si bien no es el método idóneo de ahorro y se logra medianamente la meta, ha surgido un método más moderno: el preahorro. Esta opción nace producto de las necesidades humanas que han cambiado, aunado a que se han multiplicado las opciones de ocio, generando mayores gastos e impidiendo el ahorro efectivo. Además el cerebro se ha programado  para hacer uso de todos los recursos con los que cuente a su alrededor para “sobrevivir”.

Otro fenómeno que juega en contra es que las personas  perciben un aumento de salario como una oportunidad de finalmente ahorrar pero la verdad es que 1 de cada 7 españoles, no cobran lo suficiente. Es muy común pensar que los aumentos deriven en nuevos hábitos de consumo que impiden o hacen cuesta arriba el ahorro y acaban rápidamente el dinero, pues la emoción del primer mes hará que te compres algo, el siguiente alguna invitación de último minuto y así poco a poco vas despidiéndote del dinero.

Pero no se debe sentir culpable, es algo muy humano tener debilidad por gastar, es algo biológico y es una acción guiada por el cerebro en búsqueda de un estímulo de recompensa, cuyos efectos de gratificación perduran por un tiempo. Esta reacción fue descubierta por investigadores de la Universidad de Stanford, quienes en 1972 realizaron un experimento en niños y encontraron que la tendencia a gastar viene desde la infancia.

El proceso de observación y evaluación fue denominado “experimento Marshmallow”, el cual consistió en dejar a un niño en una habitación con una chuchería sobre una mesa. Aunque los niños podían comerlas, si esperaban 5 minutos sin comerla, recibían otra golosina, comportamientos en los cuales se determinó el factor motivación al actuar frente al dinero. Es por eso que el ahorro no funciona, lo de hoy es el preahorro.

¿De qué va el preahorro?

El libro “Ten peor coche que tu vecino” obra del ingeniero Luis Pita, es una guía para iniciarse en el preahorro, una modalidad de ahorro bastante eficaz, sencilla, rápida y sin necesidad de fuerza de voluntad.

El preahorro no es más que poner las finanzas en modo automático, es decir que no requiere de esfuerzo, solo seguir dos pasos esenciales: Definir qué cantidad de dinero ahorrar cada mes y solicitar al banco que transfiera dinero al comenzar cada mes o cuando se reciba el salario, a una cuenta de ahorro para ese fin precisamente, de tal modo que genere intereses. De este modo ocurre el ahorro sin darnos cuenta.

Pero el preahorro no solo es un método práctico, además juega a nivel  psicológico como una ventaja pues el hecho de no tener el dinero frente a nosotros, hace que desaparezca la tentación de usarlo y es más fácil ahorrar.

Por otro lado se incrementan las posibilidades de tener una buena cantidad de dinero ahorrada siguiendo este mecanismo, pues el preahorro funciona mejor que el ahorro tradicional. Quizá lo más difícil es iniciarse en este método, pues una vez que se inicia difícilmente se abandona pues el resultado se va materializando.

El preahorro es en esencia una rutina, pues el cerebro se encarga de programarnos y hacernos ingresar el dinero a la cuenta de ahorro, logrando reprogramarnos cuando los humanos solemos ser un poco perezosos, lentos en la toma de decisiones y aún más para ejecutarlas.

Algo fundamental al iniciarse en el preahorro, es que las personas cuando están empezando ahorran apenas 5% de sus ganancias, luego esta cifra va aumentando de acuerdo a las posibilidades y la persona comienza a adaptarse, sin echar de menos el dinero que ha separado para ahorrar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...