¿Qué son quiebra, suspensión de pagos y concurso de acreedores?

Con la crisis se ha implementado el uso de conceptos económicos que no siempre conocemos. Hoy analizamos qué son quiebra, suspensión de pagos y concurso de acreedores

quiebra

Hoy en nuestro blog de ahorro volvemos a hablar de conceptos económicos con los cuales nos encontramos muy probablemente en la vida diaria, sobre todo si eres de los que te gusta estar al tanto de la situación económica leyendo prensa específica. Y es que creo que con la crisis casi todos nos hemos vuelto un poco expertos en esta temática, en la mayoría de los casos por obligación, pero para poder estar informado hay que conocer bien algunos conceptos básicos que en ese tipo de diarios ya se dan por supuesto y que pueden dificultar la comprensión para un lector que no está acostumbrado a usarlos. Así que hoy hablamos de los términos quiebra, suspensión de pagos y concurso de acreedores, que aunque parecen lo mismo, no tienen nada que ver.

¿Qué son quiebra, suspensión de pagos y concurso de acreedores?

Suspensión de pagos: se trata de una situación en la que las deudas de la empresa, cooperativa, autónomo o profesional impiden que pueda pagar a sus trabajadores. Hablamos de una suspensión de pagos siempre por motivos económicos, y que por lo general, al menos en el caso de la situación española se dan por deudas con clientes que no han pagado por estar en quiebra, por retrasos en los cobros a los entes estatales con facturas muy altas, o por la caída del consumo en determinados productos y servicios por la crisis. Aunque los números son rojos en todos los casos que se declara la suspensión de pagos, puede darse que los bienes de la empresa sigan costando más que las deudas que acumula, pero la liquidez de capital no existe para poder pagar a los trabajadores.

Quiebra: en este caso la empresa también entra en suspensión de pagos, pero se le denomina de otra forma, como quiebra, por una sencilla razón; se da la situación de que el valor de los activos es inferior al de sus deudas. Eso significa que aunque la empresa pudiese vender todo lo que es de su propiedad, no saldaría el valor total de lo adeudado. Es decir, la deuda es de mayor importe que lo que realmente vale la empresa en su conjunto con todos sus bienes.

Concurso de acreedores: aunque esta muy relacionado con ambas no es la situación de la empresa en sí, sino el procedimiento que puede llevarse a cabo cuando una empresa está en quiebra o en suspensión de pagos. Es más, se trata de un procedimiento que en España puede desencadenarse por los números rojos de la empresa y que pueden solicitar acreedores y deudores. En todos los casos se busca en primer lugar pagar a las partes más débiles y luego a los que hayan podido tener responsabilidad y siempre que sea posible garantizar la supervivencia de la empresa, quedando el cierre y liquidación como última opción.

Imagen: Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...