Que no suba el IVA de las gafas: Nuevo objetivo de Hacienda

Europa tiene claro que se trata de un producto para enfermedad común, por lo que debe tributar al 21%. España busca pelearlo con casos similares. Pero las gafas subirán casi seguro.

parlamento europa

La reforma fiscal está al caer, y aunque Montoro ha asegurado que no tiene prevista el alza del IVA que le piden muchos organismos, y aún a la espera de ver que su promesa se mantiene tras las elecciones europeas, podríamos encontrarnos con que hay cosas que se le escapan de su capacidad. De hecho, por el momento, una sentencia del Tribunal Europeo pone en entredicho que tengamos un IVA reducido del 10% en muchos de los productos y servicios que están en ese grupo. Y uno de los más polémicos son precisamente las gafas graduadas.

Aunque se trata bajo mi punto de vista de algo necesario para los que tenemos dolencias como la miopía o la hipermetropía, al parecer Europa considera que todo aquello que sirva para tratar dolencias comunes o enfermedades habituales, no debe estar incluido en el IVA reducido. No sé de dónde habrán sacado la lógica, pero actualmente es así en la mayoría de países. De hecho, España, en caso de ratificarse la sentencia y exigir que se cumpla de inmediato, en el caso de no ordenar la subida del IVA desde el ministerio de Hacienda podría enfrentarse a duras sanciones.

Que no suba el IVA de las gafas es la prioridad de Hacienda. Para ello han enviado un informe a Europa en el que explican cómo el IVA reducido es aplicado en otros países miembros. Pero hay muy pocas posibilidades de que Bruselas ceda. De hecho, en la Europa de los 28, tan solo hay un país en cuya legislación se mantiene el IVA reducido sobre las gafas graduadas. Y es Eslovaquia. Desde luego, todo indica que pronto pagaremos más por algo que yo veo mucho más necesario que otros productos con una tributación más baja, pero esta vez, y sin que sirva de precedentes, parece que el gobierno nacional no tiene la culpa.

En todo caso, con la reforma fiscal en marcha, no se espera que la subida del IVA reducido de los productos sanitarios y farmacéuticos que propone Europa se produzca hasta 2015, que será cuando entren en vigor la mayoría de objetivos que se planteen en ésta. Así que habrá que aprovechar las ofertas de este año, porque de lo que no me cabe duda es de que seremos los consumidores finales los que pagaremos la subida del impuesto. Aún con una economía doméstica en decadencia y sin consumo.

Vía: Cinco Días

Imagen: xTr @ light

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...