¿Qué necesito para cobrar una pensión de jubilación?

jubilacion

Tener clara nuestra pensión de jubilación antes de que llegue el momento de empezar a hacer uso de ella es más que importante. Al fin y al cabo, va a ser nuestro medio de vida durante muchos años y tenemos que ser conscientes de los ingresos con los que vamos a contar. Por ello es importante revisar las claves de las pensiones de jubilación, en qué se basan para ser calculadas y cómo poder tenerlo todo claro.

Las pensión por jubilación es una prestación contributiva, como lo sería la prestación por desempleo o paro, que tiene como fin cubrir la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando, alcanzada la edad establecida, cesa en el trabajo por cuenta ajena o propia, poniendo fin a su vida laboral, o reduce su jornada de trabajo y su salario en los términos legalmente establecidos tal y como recoge la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Así pues, y en pocas palabras, es la prestación que recibes del Estado después de haber finalizado tu vida laboral por llegar a la edad de jubilación. Calcular la cuantía de la pensión por jubilación no es fácil, pero os vamos a dejar las pautas para saber qué elementos hay que tener en cuenta.

La pensión por jubilación la percibimos una vez finalizamos nuestra vida laboral y su cuantía se calcula de acuerdo a tres elementos fundamentales: nuestra edad, los años que tenemos trabajados y las bases de cotización que hemos tenido a lo largo de esos años. Y por supuesto, para poder cobrar una pensión de jubilación, es imprescindible haber trabajado con contrato o como autónomo, realizando las aportaciones correspondientes a la seguridad social. En realidad, la pensión de jubilación que tu percibes es lo que el Estado, a través de las retenciones en nómina o como autónomo, ha ido guardando para ti en sus arcas, que luego te lo devuelven en modo de pensión. 

En la actualidad la edad establecida para la jubilación son los 65 años, pero la previsión es que, de manera progresiva (aumentando un mes cada año), ésta se extienda hasta los 67 en el año 2027. De manera general, si el año en el que quieres jubilarte es el 2016, tienes que tener al menos 65 años y tener cotizados 36 de esos años. El mínimo de años trabajados que se toma como referencia para poder tener derecho a una pensión por jubilación son 15, pero ten en cuenta que a menos años menor es la cuantía de tu pensión. Si quieres jubilarte antes de esa edad, tendrás que estar dado de alta obligatoriamente (esto es, trabajando), tener cotizados un mínimo de 30 años y haber cotizado al menos dos años de los últimos 15.

En cuanto a las bases de cotización, son importantes tenerlas en cuenta ya que son las cuantías que van a regular la cantidad de nuestra pensión. Tanto si somos trabajadores por cuenta ajena como  por cuenta propia, la base reguladora de nuestro salario es que se va a tomar como referencia para el cálculo de la pensión. Además, aquí también entra el juego el factor tiempo. Hemos señalado tres elementos clave para poder tener nuestra pensión de jubilación: la edad, los años trabajados y las bases de cotización. Pues bien, a menos años trabajados o cotizamos, menos porcentaje se toma de la base. En concreto, si sólo tenemos 15 años cotizados, se toma el 50% de la base reguladora. A medida que tengamos más años cotizados, este porcentaje aumenta a razón de 0.19% mes (según legislación actual)

En definitiva, la pensión por jubilación es un derecho que tiene todo trabajador cuando llega a la edad de jubilarse, pero los requisitos para poder cobrarla debemos conocerlos para ajustarnos a esos mínimos. Existen además simuladores de jubilación, que te dicen cantidades concretas según tu caso particular.

Foto: jubilación vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...