¿Qué es eso de pre-ahorrar?

El pre-ahorro es una excelente alternativa para ahorrar cada mes. Más detalles al respecto sobre esta modalidad aquí.

Cómo funciona el pre-ahorro

Las personas han desarrollado mil y un estrategias diferentes para fomentar el ahorro. Cada una con múltiples resultados, muy variados dependiendo de cada persona. Sin embargo, hay una  modalidad que ha tomado mucha fuerte, gracias a los resultados que trae consigo. Hablamos del pre-ahorro, pero, ¿con qué se come eso?

Qué es el preahorro

Básicamente, el pre-ahorro consiste en ahorrar antes de gastar. Normalmente, se ahorra de lo que sobra a final de mes. En este caso, se trabaja a la inversa. Hay que guardar un porcentaje de los ingresos desde el día en que se cobran, y se deposita en una cuenta determinada. De esta manera, los fondos se van incrementando a medida de que transcurre el tiempo. Esta medida preventiva es muy útil, toda vez que para los españoles no es fácil ahorrar. Después de todo, según el Instituto Nacional de  Estadística, la tasa de ahorro cayó durante 2016 al 7,7%, un indicador que se acerca a las cifras previas a la crisis económica.

De acuerdo con muchos especialistas, ahorrar es una característica esencial en una economía doméstica sana. ¿La razón? pues permite enfrentarse a ciertos imprevistos, se trata de un fondo se reserva para el futuro. Esta estrategia no tiene ninguna fórmula secreta, solo se guarda el dinero antes de que se presente la oportunidad de gastarlo.

¿Cuánto dinero debo ahorrar?

Los especialistas coinciden en que 10% de los ingresos es la cantidad adecuada para destinar únicamente al ahorro. Sin embargo, este monto puede variar dependiendo del salario de las personas, así como de sus gastos mensuales. Se puede empezar con un monto más pequeño, y luego aumentarlo en el transcurso del tiempo. Lo interesante es que se tomen en cuenta todas las responsabilidades, y que se trabaje con un monto realista.

¿Cuándo comenzar con el pre-ahorro?

Si decides implementar esta estrategia, pues debes aplicarla tan pronto como sea posible. De igual manera, es necesario prepararse porque durante el mes se dispondrá de menos dinero del que había normalmente, por lo que posiblemente sea necesario recortar algunos gastos (sobre todo los llamados gastos hormiga). De no ser así, puede que llegar a final de mes sea muy difícil desde el punto de vista monetario. Al principio puede ser un proceso difícil, pero con disciplina y preparación puede sacarse adelante. Así, a partir del segundo mes ya será parte de la rutina.

Cualquier estrategia de ahorro requiere de planificación y de un proceso de adaptación. Así que pon tus finanzas en orden, y pon en marcha el plan de pre-ahorro. Los resultados harán que valga la pena.

.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...