¿Qué debo hacer si Hacienda no está conforme con mi declaración?

Si Hacienda no está conforme con algunos de los datos que has presentado en la Declaración de la Renta, se inicia un proceso del que pasamos a contártelo todo a continuación.

DECLARACION RENTA

En unos días comenzará la campaña de la Declaración de la Renta. Es muy probable que algunos de nuestros lectores se hayan ya preparado, y hayan hecho sus solicitudes de borrador o declaraciones fiscales, así como se hayan puesto al día con la normativa y con los papeleos que tendrán que cubrir en caso de que su situación haya cambiado. Ya hemos comentado en otros artículos que la reforma fiscal que entró en vigor el 1 de enero de 2015 no nos afectará en esta campaña, ya que aunque la presentemos en abril, tiene que ver con los ingresos que hemos percibido en 2014.

Sin embargo, este año sí que ha habido cambios en el calendario habitual, y la presentación de la declaración de la renta comenzará el día 7 de abril. Se trata de un anuncio que se ha hecho a última hora y que no ha sentado muy bien entre los contribuyentes a los que les saldrá a devolver la Declaración de la Renta, que si es como en otras campañas, serán el 90%. Sin embargo, la Agencia Tributaria se ha apresurado a declarar que los pagos se adelantarán aún pese al retraso en el día de la primera presentación posible.

Lo que puede ocurrir una vez confirmamos el borrador, y le ocurre a la mayoría de los ciudadanos, es que Hacienda nos confirme que para ellos está todo bien, y entonces proceda a pagarnos el dinero que tenemos en la cuenta de IRPF, o que nos confirme el pago que le debemos abonar por no ser suficiente lo acumulado anteriormente como retenciones o pagos a cuenta. Sin embargo, ésta no es la única situación posible, y la Agencia Tributaria puede mostrarse disconforme con los datos que presentamos, aunque estos hayan sido previamente elaborados por ellos mismos.

Discrepancia de Hacienda con la Declaración de la Renta

Hay que tener en cuenta que la Agencia Tributaria dispone de mecanismos de control que le permiten acceder a toda una serie de datos de otros registros. Así por ejemplo, se pueden revisar cuentas, hacer seguimientos de subvenciones públicas, o estar al tanto de alquileres y otro tipo de rentas. Con estos en la mano, Hacienda puede descubrir que algo ha faltado en nuestra liquidación por la declaración de la renta y por lo tanto, discrepar con el documento que le hemos mostrado.

Antes de seguir explicando cómo es el proceso de discrepancias, para que todo contribuyente al que le ocurra no tenga miedo a lo que puede pasar porque está informado de los pasos a seguir, hay que recordar que tanto el borrador como los datos fiscales se entienden legalmente como los datos que Hacienda tiene en su poder, pero la responsabilidad de confirmarlos y darles veracidad es el propio ciudadano en la presentación de la Declaración de la Renta. Es decir, si algo está mal, aunque ellos te lo hayan proporcionado, el culpable final de no haber revisado eres tú mismo.

Dicho esto, ¿qué ocurre cuando Hacienda discrepa de nuestra Declaración de la Renta? Pues lo más probable es que recibas una carta certificada en la que te solicitan un requerimiento de confirmación de datos. En éste, pueden explicarte las razones por las cuales no le coinciden las cantidades declaradas, o simplemente te solicitarán que asegures que una determinada cuantía está declarada de un modo u otro. Si se te ha olvidado algo, o si crees que puede haber un error por tu parte, éste es el momento de rectificarlo. Tienes un plazo de 10 días para enviarle a Hacienda la información que necesitan para que se “fíe” de lo que le has declarado, ahora con una confirmación por tu parte. Si aceptan las aclaraciones, entonces no pasará nada, y tendrás simplemente que aceptar modificada o no la Declaración de la Renta que les has propuesto en esta segunda ronda.

Aunque son menos los casos, en ocasiones, Hacienda no acepta esas explicaciones. En ese caso, te llegará, tras la primera comunicación, una segunda que se conoce como notificación del trámite de alegaciones y propuesta de Liquidación Provisional. Eso implica que Hacienda habrá recalculado todo por ti, porque considera que tiene datos suficientes como para afirmar que la Declaración de la Renta no se ha hecho bien, y que ellos mismos pueden rectificarla. En este caso, si aceptas la nueva propuesta, puede incluirse una sanción, del 15%, aunque en principio aplica solo en los casos en los que el contribuyente ha tenido ánimo defraudatorio. Si eso ocurre, puedes aceptar la nueva propuesta de Hacienda y recurrir ante ella esa sanción. Si aceptan tu propuesta, no pagas. Sino, deberás abonarla en el plazo para que no te cobren intereses.

Aún así, si los problemas con Hacienda no se resuelven en el propio ente, el contribuyente puede acudir a instancias judiciales, en este caso con el correspondiente recurso ante el Tribunal Económico Administrativo (TEAR).

Imagen: Javier Leiva

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...