Qué deberías hacer y qué debes evitar si te ha tocado la lotería de Navidad

Muchos sueñan con llevarse El Gordo. Y aunque las probabilidades son pocas, hoy queremos dar una serie de consejos a los nuevos ricos, o a quién se haya llevado un buen pellizco.

loteria navidad

La Lotería de Navidad de este año 2014 ya ha sido. Y seguramente muchos nos preguntaremos por qué la suerte nunca se pone de nuestra parte. Aunque para los que quieren entender de matemáticas, y consideran a las apuestas como una inversión ya os hemos contado que la tradición de comprar el décimo de Navidad no es precisamente la mejor de las inversiones posibles. Pero, lamentos aparte, hoy queremos hablarles a aquellos que sí han sido agraciados con uno de los premios del sorteo del Niño, y que en la actualidad van a olvidarse de la mayoría de sus preocupaciones económicas. Precisamente ellos, aunque parezca que no, son los que más deberían pensar en lo que hacer con ese premio.

Año tras año, los que se hacen millonarios, o se llevan un buen pellizco con la lotería acaban por repetir los mismos errores, ya sea por no hacer nada, o por endeudarse más allá de lo que se habrían podido permitir en realidad. Así que en este caso, a los nuevos millonarios que han conseguido hacerse con un poco de ese Gordo de la Lotería Nacional de 2014, queremos darles algunos consejos sobre lo que deberían hacer, y lo que deberían evitar si no quieren que ese dinero se les escape de las manos mucho antes de lo que habrían imaginado.

Lo que no deberías hacer

En este apartado te resumimos aquellas cosas que aunque sabemos que quizás no nos supongan beneficio alguno en caso de que nos toque la lotería, en muchas ocasiones ocurren, y afectan directamente a nuestras finanzas de manera negativa. Así que si has sido uno de los afortunados del Gordo de este año, y todavía no las has puesto en práctica, toma nota. En caso de que ya hayas caído en alguna de ellas, lo mejor será intentar remendar lo hecho para que no supongan consecuencias graves.

  1. Contar públicamente que te ha tocado la Lotería: es siempre el error más común. Hacerlo supone exponerse a muchos de los puntos que analizamos a continuación y que casi siempre van a jugar en contra del dinero que acabas de recibir.
  2. Dejarte aconsejar sobre inversiones con quién no sabe: cuando nos toca la Lotería casi siempre nos encontramos con expertos que dicen saber qué hacer con nuestro dinero. Lo mejor es asesorarse con alguien de nuestra confianza y no caer en ese tipo de tentaciones.
  3. Rodearte de gente que cuando no eras rico, no estaba ni se hacía notar y que solamente están por el interés: los interesados aparecen siempre, más aún si se ha hecho público el hecho de que te ha tocado un buen pellizco. Cuidado con ellos, porque así como aparecen, desaparecen completamente de la escena en cuanto te quedas sin dinero.
  4. Emocionarte gastando sin pensar el dinero que te ha tocado: en realidad un gusto nos lo podemos permitir, pero no se puede gastar el dinero que nos ha tocado como si no hubiese mañana. La razón es simple, ese dinero que ha llegado del cielo, se va, y mucho más rápido de lo que pensamos si no tenemos muy en cuenta lo difícil que será volver a ganarlo.
  5. Dejar el trabajo: uno de los deseos a la hora de querer que nos toque la lotería es dejar el trabajo. Pero ¿realmente hemos echado cuentas para saber si nos lo podemos permitir? Este es uno de los errores que más veces se repiten entre los que tienen la suerte de cobrar el Gordo.

Lo que deberías hacer:

  1. Analizar a fondo tu situación financiera: evaluar cuáles son tus necesidades, tus proyectos, tus deudas, y el futuro que quieres tener es fundamental una vez tengas el dinero en tus manos.
  2. Pagar las deudas que tengas y no supongan incentivos fiscales: aunque lo primero que pensamos al tocarnos la lotería sea en acabar con las deudas, hay algunas que conviene no cancelar, para poder seguir beneficiándonos de los incentivos fiscales que nos supongan.
  3. Pensar en una inversión a largo plazo: el dinero solo se hace trizas. La inflación, aunque ahora sea negativa, volverá, con lo que más vale pensar en cómo hacer que ese dinero de hoy, mañana sea igualmente de rentable o incluso más. Comprar inmuebles, invertir en negocios, invertir en fondos o contratar productos bancarios son algunas de las ideas más comunes para que lo que trajo el Gordo de Navidad no se quede en nada.
  4. Asegurarte una liquidez justa y adecuada a tus necesidades: la inversión que hagas, sea del tipo que sea, debe asegurarte liquidez, al tiempo que contempla esos caprichos que quieres darte para los que necesitarás dinero en efectivo.

Imagen: Nacho

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...