¿Puede considerarse la Lotería de Navidad una inversión rentable?

Seguramente muchos de nuestros lectores juegan por el hecho de que supone repartir ilusión. Sin embargo, como inversión, la lotería es una pésima idea.

loteria

Seguramente por estas fechas, no serán pocos los que ya tengan los décimos del sorteo de la Lotería de Navidad preparados para que el día 22 de diciembre la suerte les acompañe. A pesar del impuestazo que el gobierno anunció y al que ya nos hemos acostumbrado, a las meteduras de pata en los anuncios desde que se decidió liquidar al calvo y que no fuese más el protagonista de ellos, se trata de una de las tradiciones más extendidas. Aunque imagino que todos sabemos que las probabilidades de que nos toque son pocas, no cabe duda de que seguimos esperando ese gran milagro.

Pero aunque se suele decir que la Lotería de Navidad es la que más premios reparte, y es ésa en la que es difícil que no nos toque algo, hoy queremos analizar lo que esa tesis significa, y el hecho de cuánto hay de cierto en ella. Al fin y al cabo, comprar un décimo de Lotería de Navidad requiere de una inversión de dinero. Aunque no podríamos decir formalmente que se trata de una inversión, en la práctica se convierte en una. Así que partiendo de este hecho, nos preguntamos ¿podría considerarse la Lotería de Navidad una buena inversión?

La inversión de la Lotería de Navidad

En realidad, si queremos plantearnos el juego de la Lotería de Navidad como inversión, debemos pensar en el capital que necesitamos, en el riesgo que se corre y en el beneficio que se obtendría en caso de haber ganado. Como se trata además de un juego de azar, cuando éste entra en juego, hay unas probabilidades calculadas mediante matemáticas de que nos toque a nosotros, a otros, o simplemente que no le toque a nadie y que sea el Estado el que se queda con el Gordo, o con parte de él. Pero vayamos por partes, porque son varios conceptos diferentes.

La inversión

La inversión que se debe hacer para poder tener uno de esos décimos de la Lotería de Navidad es el coste de dicho billete. Es decir, 20 euros. Sin embargo, no se trata de una inversión en la que el capital quede de algún modo garantizado. Aquí entra el juego el azar y las probabilidades de éste para poder caer en tus manos. Y puede ser que multipliques la inversión por un buen coeficiente, o puede que lo pierdas todo. En ese sentido, se trata de una inversión de alto riesgo. Aunque ese riesgo se limita en la medida que supone una inversión realmente pequeña.

El premio

El premio que te llevas depende de con cuál de ellos coincida la cifra. Sin embargo, a la cantidad que obtengas, tendrás que restarle precisamente la inversión inicial, y el 20% del total, ya que en los premios mayores ése es el impuesto a la Lotería que debe pagarse. Eso supone que en realidad el premio no está exento e implica claramente que vamos a tener que empezar a descontar los gastos que nos supone liquidarlo como tal.

Las probabilidades

Quizás la parte más importante a la hora de valorar si realmente la Lotería de Navidad puede ser una inversión rentable. En realidad, la matemática no admite a lugar las discusiones sobre esto, y resulta bastante convincente a la hora de demostrar cómo es ésta inversión. En total, en el próximo sorteo de Navidad de 2014, habrá 27.612.000 de décimos premiados. Eso sí, entre ellos se incluyen todos los premios, es decir, desde el Gordo, a los siguientes, las pedreas y también los reintegros. Con esto tenemos, que si el total de décimos que se colocan en el mercado es de 180 millones de décimos, hará solamente falta una regla de tres para calcular que tenemos un 15,34% de probabilidades de llevarnos algún pellizco, o al menos de recuperar lo invertido.

Sin embargo, ante tanto optimismo, y recordando aquel eslogan habitual en la lotería en el que uno de cada tres décimos están premiados, la probabilidad de que nos toque el Gordo es mucho menor. De hecho, se reduce a tan solo el 0,00001%. Prácticamente imposible. Y precisamente por ello, nunca nos dan este detalle, porque si tuviésemos que analizar la Lotería de Navidad como una inversión, sería de las peores de nuestra vida. Solo hay un 15% de posibilidades de recuperar lo invertido o de que nos toque algo, y si optamos al premio mayor, nos quedamos casi al borde del abismo de la suerte. Pero aún así, aquí lo que se vende es ilusión y no razonamiento, y es por ello que seguimos apostando por uno de los sorteos más famosos del año.

Imagen: jacinta lluch valero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...