Problemas que pocos conocen de la economía española

España sigue sufriendo en temas de economía, todos los problemas son reales

Asi se esta destruyendo la economia en nuestro pais

Luego de la aguda crisis que vivió España, su posterior resurgimiento y desarrollo a lo largo de los últimos seis años, la economía española ha crecido al punto de tener por estos días un diferencial positivo en relación a los demás países de la Unión Europea. Sin embargo, todo apunta a que estas circunstancias permanecerán por un corto tiempo.

Al igual que muchos países desarrollados, existe una amenaza común de una posible crisis a corto plazo producto de las nuevas burbujas crediticias, que ya anteriormente, dieron paso a la crisis; quizá el escenario pueda ser un tanto diferente debido a que el sistema bancario mundial se encuentra más preparado para sobrellevar este tipo de situaciones. En el caso español se estima que la necesidad de refinanciar emisiones vencidas y los déficits, obliguen a acudir a los mercados para alcanzar un volumen de crédito calculado en 200.000 millones de Euros.

En medio de este escenario, hay otros problemas paralelos que impiden que España termine de surgir de entre las cenizas tras las crisis que ha atravesado.

La población podría afectar la economía española

Aunado al posible escenario de una nueva crisis, la economía española también puede verse afectada por el aspecto demográfico, esto se debe a que la población tiende a ser escasa, lo que puede desencadenar problemas sociales que incidan en la economía española.

El problema ha sido dejado de lado por las empresas, los ciudadanos y los políticos, pero a la larga deberá ser atendido ya que una de las principales causas es que son pocos los nacimientos en la actualidad, lo que deja entrever que será difícil gozar de una población activa que genere ingresos y compense los gastos destinados a las pensiones.

Algunos expertos explican que evitar el colapso demográfico, requiere de políticas especificas que puedan prevenir este hecho. Empresarios y expertos consideran necesario adoptar políticas que incentiven la natalidad (54%), la actividad laboral de pensionados (39%) aun aptos para hacerlo y las inmigraciones ordenadas (61,6%), de hecho esta última sería la medida más adecuada y natural para cubrir los diferenciales demográficos.

El escenario de una nueva crisis      

Si bien se predice una nueva crisis en la economía española, aun se desconoce cómo ni cuándo ocurrirá. Lo que sí es cierto, es que las administraciones públicas se encuentran en un déficit aproximado del 2,5%, esta cifra como déficit estructural parece costeable pero generaría un cambio de ciclo y un aumento en los costes de financiación. A largo plazo, se prevé que el gobierno tome acciones y medidas ante una demografía inestable, la pregunta viene a ser ¿se podrán atender las restricciones presupuestarias intertemporales?

La poca productividad

Mucho antes de la última crisis, la productividad en España ha sido bastante baja y lo cierto es que este aspecto juega un papel esencial en la economía española, pues posibilita que a la larga exista una renta per cápita más estable. Justamente esta poca productividad es lo que ha afectado a España desde siglos atrás, y es la principal razón por la que no ha estado a la par de la economía de los países del norte de Europa.

La fragilidad de las finanzas

¿Sabías que los bancos de España poseen un bajo rango de capital ordinario de nivel 1? Este tipo de ratio se caracteriza por ser de mayor calidad en la zona europea, sin embargo, estoy podría ser un aspecto mejorable. La crisis financiera ha ocasionado un cúmulo de actividad en el sector, esto ha provocado restricciones y encarecimiento en los créditos, lo que supone graves consecuencias para la economía española.

Los márgenes de intereses también intervienen en los servicios bancarios, sus comisiones y beneficios; en este aspecto juega un papel importante la tecnología y sus cambios.

España se caracteriza por la banca universal, un modelo orientado por su relación directa con el cliente, llegando a mermar el desarrollo de otros segmentos del mercado, tales como las pensiones y los fondos de inversión. La gestión y distribución de estos fondos bancarios han sido controlados en gran medida, lo que ha derivado en problemas al momento de gestionar su funcionamiento.

Los españoles han desarrollado algunas prácticas de ahorro pero estas suelen ser limitadas, es por ello que se ha visto la necesidad de la inversión inmobiliaria. Practicas como estas y algunas mejoras a nivel financiero, podrían hacer una gran diferencia y solventar a la larga las finanzas de los españoles.

Las cuentas públicas

Mantener cuentas públicas se ha convertido en un reto, tanto a corto como a largo plazo. Las administraciones públicas presentan un déficit estructural a corto plazo, lo que incide en variaciones del ciclo económico. Desde el año 2015, se ha deteriorado tanto la política fiscal, llegando a tener en la actualidad un PIB de 2,5%; pese a que dicha cifra es aceptable, llegará un punto en que el ciclo económico cambie nuevamente exponiendo la economía española a cambios en los costos de financiación, provocando que en un par de meses la deuda pública devuelva tan solo un 7%.

El estado deberá enfrentar numerosos retos a largo plazo, pues entre las problemáticas demográficas y económicas, pueden suscitarse restricciones que empeoren el panorama.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...