¿Por qué vivir de alquiler es una buena opción?

Pese a que la cultura española defiende la tesis contraria, cada vez hay más personas que defienden la idea de vivir de alquiler. Y hoy te contamos porqué es la mejor opción

alquiler

Lo cierto es que vivir de alquiler o comprar una casa depende en gran medida de la cultura del país. En el caso español, la compra era la opción preferida por las familias, aunque la crisis y las cosas que nos han ocurrido derivadas de esta, como el caso de los deshaucios, han hecho que en realidad nos empecemos a cambiar ciertos estereotipos. Y la cosa no se frena ahí, porque de ese cambio ha hablado el recién galardonado nóbel de economía que ha dicho que muchos de nuestros problemas se solucionarían si nos decidiéramos a apostar por el alquiler como mejor opción de vivienda. Y precisamente porque es una noticia de actualidad y porque está en la mente de muchos españoles hoy hemos querido tratar el tema con una pregunta: ¿Por qué vivir de alquiler es una buena opción?

¿Por qué vivir de alquiler es una buena opción?

La carga que supone a la economía doméstica el alquiler puede en ocasiones ser idéntica a la de la hipoteca, y no producir beneficio alguno de cara al futuro, ya que el inmueble nunca será nuestro. Sin embargo, esto no es del todo cierto, por varias razones, que son principalmente las que fundamentan las teorías de que mejor nos iría si olvidásemos eso de comprar un piso como prioridad y nos conformásemos con el alquiler:

  • El alquiler podemos cambiarlo según las necesidades y el momento económico que vivimos. La hipoteca nos atará de por vida.
  • El alquiler nos permite mucha más flexibilidad laboral en el sentido de que si nos cambian de destino y estamos hipotecados tendremos que soportar la carga de la vivienda y la del nuevo piso que necesitamos en alquiler para trabajar.
  • El alquiler es al mismo tiempo un callejón con salida fácil si nos encontramos en una situación compleja financieramente. El contrato de alquiler se puede rescindir. El contrato de la hipoteca no se rescinde, y lo máximo que podemos obtener es una refinanciación que implica al fin y al pago una nueva deuda, más intereses, y sobre todo pagar por la casa un valor que verdaderamente no tiene.
Está claro que las cosas no cambiarán de la noche a la mañana, pero los españoles ya no nos fiamos del ladrillo como antes, y la apuesta por el alquiler comienza a ser una opción que antes no nos planteábamos, por todo lo anterior, y probablemente porque tal y como está el mercado laboral, y la economía doméstica, sea la única vía de escape.

Vía: El Mundo

Imagen: Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...