¿Por qué no es una buena idea guardar los ahorros bajo el colchón?

Los abuelos siempre decían que los ahorros, donde mejor estaban era bajo el colchón. Sin embargo, solo hace falta mencionar algunos conceptos financieros para descartar su propuesta. ¡Hoy lo hacemos en A Fin de Mes!

esconder dinero

Seguro que has escuchado en más de una ocasión que lo mejor que se puede hacer con los ahorros es tenerlos bajo el colchón. Particularmente, no recomendaría a nadie esta opción. Y del único colchón del que hablaría en lo que tenga que ver con el dinero es del colchón financiero que conviene construir para hacer frente a imprevistos que puedan aparecer en el día a día. Pero todavía hay muchas personas que se niegan a dar la razón a los economistas, y dicen no confiar en los bancos. Con esos argumentos guardan el dinero en sus casas sin saber que día que pasa, día que pierde valor.

El peor enemigo del dinero en efectivo es la inflación. No es la primera vez que hablamos en A Fin de Mes de este concepto. Pero conviene que le eches un vistazo al post en el que te lo explicábamos a fondo para evitar problemas. En todo caso, llevamos varios años viviendo en un mundo económico bastante particular. Tanto así que la inflación ha sido negativa o se ha mantenido prácticamente en cero. Eso significa que apenas ha cambiado el precio de las cosas y que, durante este período, el dinero que muchos aún guardan en el colchón no se ha depreciado.

¿Por qué debo evitar el colchón hablando de dinero?

Por lo explicado anteriormente, deduzcas que la situación económica puede mantenerse así más tiempo. Y, por lo tanto, no perderás poder adquisitivo. Tu dinero tendrá más o menos el mismo valor siempre. La deducción está mal hecha. Ten en cuenta que los expertos aseguran que pronto habrá una subida de tipos, y cuando estos suban, lo hará también la inflación. De hecho, este año se han registrado ya pequeños incrementos por el alza de productos como por ejemplo los combustibles o la factura eléctrica. Si nos ceñimos a los datos, el dinero que tenías en enero de 2016, ya no te permitirá comprar las mismas cosas en enero de 2017. Habrá perdido valor.

¿Y qué diferencia habría de tenerlo en el banco? Pues la verdad, si hablamos de cuentas convencionales, probablemente ninguna. Es más, incluso podrías haber perdido más si te cobran comisión de mantenimiento. Sin embargo, cuando te recomiendo no guardar el dinero bajo el colchón no me refiero a llevarlo al banco porque sí. Me refiero a pensar un plan financiero para que el valor de ese capital no se vea reducido con el paso del tiempo. Si se puede invertir, porque no necesitas mayor liquidez, mejor que mejor. Pero, si temes necesitarlo en cualquier momento, lo ideal es contratar productos que generen algún rendimiento para hacer que crezca, al menos, al mismo ritmo que la inflación.

Productos adecuados para el dinero del colchón

Elegir los productos bancarios que se quieren contratar para conseguir revalorizar el dinero y que la inflación no le perjudique no es tan sencillo como parece. En realidad, todo depende de la liquidez que tengas más allá de estos ahorros. A continuación te presento un cuadro resumen que puede servirte de ayuda según la situación en la que te encuentres:

  • Si tienes mucha liquidez: puedes optar por productos complejos que requieren de tiempo para dar sus mejores rendimientos. Por ejemplo, la Bolsa. Si eres un inversor conservador, una opción interesante son los Planes Ahorro 5, con una buena fiscalidad.
  • Si tu liquidez es moderada: aunque tradicionalmente los depósitos a pocos meses eran una gran opción para este colectivo, cada vez son menos las entidades que ofrecen rendimientos interesantes. Por eso, en esta situación, te recomiendo hacerte un plan de inversión habiendo estudiado antes sus estadísticas y comisiones.
  • Si tu liquidez es baja: en este caso necesitarás de disponer del dinero de un día para otro, y la única alternativa que existe son las cuentas remuneradas. Actualmente hay muchas opciones en el mercado (una de las que mejor remunera es la Cuenta 1 2 3 del Santander) y también alternativas en la banca low cost. No conseguirás hacerte rico, pero sí salvar el problema de la inflación.

Con todo lo que hemos analizado en nuestro artículo de hoy sobre eso de dejar el dinero bajo el colchón de casa, no solo espero que si eres de los que lo hacías cambies de idea. También te reto a convencer a algún familiar o amigo. Al fin y al cabo, es por su bien.

Foto: © Luisecheverr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...