¿Por qué los organismos internacionales no tienen claro que salgamos de la crisis tan pronto?

Las críticas a la crisis vienen desde distintos lados, pero hoy nos centramos en las variables negativas que argumentan las teorías del estancamiento español hasta bien entrado el 2018

crisis 2018

Ayer te contábamos el porqué hay motivos para pensar que la recuperación económica de España, esa que tanto ansiamos podría estar al caer. Sin embargo, en aquel entonces también te adelanté que eso era solo un análisis de las variables que indicaban ser positivos, pero que también las había negativas y que las analizaríamos en un próximo artículo. Y como lo prometido es deuda, a eso nos dedicamos hoy echando un vistazo al ¿Por qué los organismos internacionales no tienen claro que salgamos de la crisis tan pronto?

¿Por qué los organismos internacionales no tienen claro que salgamos de la crisis tan pronto?

Aunque van a ser dos los aspectos que valoremos justo a continuación para intentar entender la respuesta a la pregunta, lo cierto es que no solamente se trata de eso, sino del hecho que ya hemos mencionado en anteriores ocasiones en nuestro blog cuando nos referimos a la temática de economía. Y es que la brecha entre lo bien que van las cosas en términos macro a lo mal que le va a la economía doméstica es cada día mayor, y eso influye considerablemente en que mientras el ciudadano de a pie no es consciente del cambio positivo, la gran corporación lo sea más que nunca.

Así, esas dos variables son fundamentalmente el paro y el consumo interno. El paro hace que cada vez sean más, y estén más tiempo en él, ciudadanos que se han quedado sin empleo, que tienen todo el día libre para pensar en lo mal que está la cosa y que por mucho que busquen en la mayoría de los casos no encuentran nada. La reforma laboral ha acelerado la destrucción de empleo, y además ha tirado por los suelos los salarios, lo que implica que además de poco trabajo, el que hay es más precario todavía.

En cuanto al consumo interno, la variable que más preocupa para los que auguran que nuestra situación económica, al menos a nivel doméstico se mantendrá aún hasta 2018 es precisamente el hecho de que la carga fiscal es insostenible. Y aunque los salarios bajan, y no nos alcanza el dinero y se nos recorta lo que se hace con lo que se paga por impuestos, éstos siguen creciendo. Así, el Estado aunque recauda, no recauda lo mismo porque aumentan el número de contribuyentes que no pagan porque no producen. Los que pagan, ahora tienen que hacerlo por más, y con menos servicios. Y al final la pescadilla que se muerde la cola nos hace más pobres, en todos los sentidos. Y así, no se hace crecer el consumo interno.

Vía: Consumer

Imagen: Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...