¿Por qué es una buena idea pagar con tarjeta las compras navideñas?

Si dudas entre el pago con efectivo, o el pago con tarjeta estas Navidades, deberías echar un vistazo a todas las ventajas que resumimos hoy con el pago de plástico. ¡Te sorprenderán!

Christmas gift boxes

Aunque la fiebre por las compras del Black Friday haya ya pasado, lo cierto es que todavía te faltarán muchos de los regalos y caprichos personales que te quieres dar estas Navidades. En ese sentido, siempre es bueno considerar los distintos medios de pago, para saber cuál te conviene más en estas fechas. Pese a que en A Fin de Mes hemos hablado en muchas ocasiones de las ventajas y desventajas de las tarjetas bancarias, en esta ocasión vamos a complementar aquella guía que hicimos sobre el uso de las tarjetas en épocas de grandes compras porque creo que resultará mucho más interesante para ti.

Hay que empezar por diferenciar las compras que se pagan en efectivo, frente a aquellas que se pagan con tarjetas de débito o crédito. En las primeras, además de disponer inmediatamente del dinero, no queda una constancia de la compra más allá del ticket. Esto puede resultar ser un problema si lo pierdes, porque la garantía de los productos está relacionada con el momento de la operación en sí misma. Sin embargo, si ya habías caído en esta cuenta, y aún pese a ello te empeñas en pagar en efectivo, puede que las razones que te mostramos a continuación te ayuden a cambiar de idea.

¿Por qué deberías usar las tarjetas en tus compras de Navidad?

  1. Seguridad en tu día a día: pagar con tarjeta incrementa la seguridad de tus compras de varios modos. Por un lado, queda reflejada la transacción en caso de que haya que reclamar por cualquier motivo. Por otro lado, te permite salir de casa mucho más seguro porque no es necesario que lleves un montón de dinero encima que te pueden robar. Si te roban la tarjeta, bastará con bloquearla o apagarla temporalmente, o simplemente darla de baja llamando a los números que te ofrecen las entidades bancarias.
  2. Facilidades para pagar a plazos: sobre todo en el caso de las tarjetas de crédito, y en aquellos en los que los bancos ofrecen financiación relacionada con las tarjetas, resulta interesante poder aplazar el pago de las compras de Navidad. Eso sí, hay que echar bien las cuentas, porque cuando comience el nuevo año vas a tener que abonar estos pagos, y la cuesta de enero puede volverse imposible si no usaste la cabeza anteriormente.
  3. La no necesidad de ir con dinero a todas partes: gracias a los pagos con tarjeta se pueden improvisar muchas cosas. Por ejemplo, ¿cuántas veces has salido solo a mirar y te has encontrado con una ganga para la que no llevabas efectivo? Aunque las compras compulsivas no suelen ser un buen aliado del ahorro, comprar aprovechando las oportunidades sí que lo es. Y para eso, está siempre bien llevarse la tarjeta bancaria en el bolso o la cartera.
  4. Reflexión sobre las compras: tener constancia de los gastos que llevas puede ayudarte, junto con aplicaciones específicas del control de finanzas personales, a entender cómo te gastas el dinero en una determinada época del año. E incluso, si eres meticuloso, a averiguar cómo cambia tu forma de consumir de un año para otro.
  5. Comercio online: la tarjeta se vuelve un imprescindible en el comercio online. De hecho, la mayor parte de las tiendas por Internet la consideran el elemento principal para pagar. Aunque se suelen aceptar otras fórmulas, como Paypal o las transferencias bancarias, el pago con tarjeta será más rápido y casi nunca lleva asociadas comisiones que impliquen que el importe total a pagar sea mayor.
  6. Evitar problemas con el cambio: otra de las cosas que influye en la compra con tarjeta son las confusiones que se suelen hacer con el cambio, o con la vuelta de tus compras. En épocas en las que las cajas están llenas, es habitual que los dependientes se equivoquen. Si pagas con tarjeta no hay vuelta y, por lo tanto, no habrá confusión posible.

Como ves, pagar con tarjeta tiene muchas ventajas. Sin embargo, no todas las tiendas (sobre todo las más pequeñas), ofrecen la posibilidad de pagar con tarjeta. En ese sentido, te recomiendo que preguntes antes de entusiasmarte con los regalos y que esperes a que poco a poco, incluso el comercio local se sume a los pagos electrónicos. Eso sí, que sea mejor pagar con tarjeta por todas las razones que te hemos dado no significa que no debas estar seguro de que lo que compras lo necesitas realmente. Lo mismo en el caso de las compras aplazadas, ya que incrementarán tus gastos en los siguientes meses.

Foto: © gdolgikh

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...