¿Por qué el número de indefinidos es casi igual al de antes de la crisis?

El empleo indefinido ha crecido considerablemente desde que terminó la crisis. ¿A qué se debe esto?

¿A qué se debe que los empleos indefinidos sean iguales a los de la crisis?

Antes de la crisis económica de 2007 el número de empleados con contratos indefinidos era de 11, 38 millones. En la actualidad, esta cifra es muy similar. Ronda en los 11,6 millones. Esto quiere decir que la depresión económica ha sido superada con creces.

En la etapa de crisis, el trabajo indefinido había bajado considerablemente. Esta situación se ha revertido. Por el contrario, el trabajo temporal ha decrecido de 5,3 millones en 2007 a 4,1 millones en 2018.

Ciertamente, mucho se ha hablado respecto a la reforma laboral implementada por el Estado. Hay quienes sugieren que la reforma va en detrimento del trabajador y de los contratos indefinidos. Sin embargo, los datos reflejan una situación muy distinta y es que ha generado resultados verdaderamente positivos.

La reforma laboral se implementó con el propósito de menoscabar las ofertas laborales temporales y, por su parte, volver más atractiva las contrataciones indefinidas.

Por ejemplo, el despido de un trabajador indefinido era sumamente costoso para una empresa. Por ello, estas preferían llevar a cabo contrataciones temporales ya que eran más convenientes.

Repuntes en 2012

A partir de la reforma laboral de 2012, se apostó por bajar el costo que suponía dar de baja a un trabajador con contrato indefinido. De esta forma, este tipo de contratos se volverían más atractivos, como efectivamente sucedió.

Los primeros resultados de la reforma reflejaron que las ofertas de contrataciones indefinidas aumentaron hasta un 50%. Hasta el punto en que se recuperaron los puestos de trabajos indefinidos a cifras similares antes de la crisis.

Hace falta más

A pesar de este elemento positivo, el mercado español sigue presentando grandes fallas. Aun a nivel europeo, España es el país con mayor tasa de empleos temporales.

Asimismo, la Comisión Europea ha dicho que España no cumplirá con el déficit establecido para 2018 de 2,2%. De hecho, este podría superar hasta el 2.6% por las regalías producidas por la tramitación del plan de Presupuestos Generales.

En tal sentido, lo ideal sería que se recortarán los gastos o que se subieran los impuestos, pero aún no existe una verdadera voluntad para llevar a cabo alguno de estas dos acciones en la economía española.

Asimismo, organizaciones sindicales han reiterado la exigencia de que el salario mínimo sea llevado a 1.200 euros al mes para trabajadores públicos. Esto ocasionaría que los empleados de los sectores privados deban pagar impuestos muchos más elevados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...