Plan de pensiones vs PPA: diferencias

Los planes de pensiones tienen diferencias importantes en comparación con los PPA. Detalles aquí.

Diferencias entre el plan de pensiones y PPA

El mercado bancario actual cuenta con una variedad de alternativas de inversión de ahorro para aquellas personas que se encuentran próximas a dejar el trabajo por cuestión de vejez. Estas opciones sirven como un seguro económico que le permite a la persona gozar de una adecuada calidad de vida al momento de poner fin a la fase laboral. Las alternativas más conocidas son los planes de pensiones. Sin embargo, existen otras formas para invertir el dinero mientras se espera el proceso de jubilación.

Otra forma de inversión es a través de los planes de previsión asegurado (PPA). Y aunque el objetivo es similar al producto anterior, tiene implicaciones o metodologías diferentes. De acuerdo al perfil del beneficiario, le pudiera convenir uno u otro. Lo que sí está claro es que ambos son herramientas de ahorro que se pueden contratar por una persona para ser disfrutados durante su jubilación.

En ambos casos, es decir, cada tipo de plan, solo te permitirá disfrutar de la modalidad de ahorros una vez hayas entrado en periodo de jubilación. Ya sea para disfrute parcial o total del monto ahorrado. Solo existirán casos donde la persona podrá hacer uso del dinero guardado, y es cuando sufra alguna enfermedad grave o se encuentre desempleado de forma indeterminada. Asimismo, la solicitud de los ahorros estará siempre vinculada a la retención de impuestos.

El pago de impuestos puede ser beneficioso

Aunque se pudiese pensar que el pago de impuestos puede perjudicar al beneficiario, realmente no es así. La fiscalización que se aplica tanto para el plan de pensiones o de previsión asegurado, permite al cliente ahorrar dinero al momento de cancelar el impuesto sobre la renta (IRPF).

Todos los ingresos monetarios que se ejecutan por cualquiera de los dos planes reduce la base imponible del IRPF. En estos casos, Hacienda devolverá un máximo de 30% de los ingresos netos obtenidos por actividades laborales. Sin embargo, este porcentaje puede variar, ya que algunas ciudades tienen legislación propia.

¿Cuáles la principal diferencia entre un producto y otro? Es simple. Los PPA  se pueden integrar a una póliza de seguros, mientras que las pensiones se manejan mediante el fondo para pensionados.

La rentabilidad del plan de previsión asegurado

Existe otra diferencia entre el PPA y el plan de pensiones, y está vinculada a la rentabilidad. El segundo plan no garantiza ningún tipo de rentabilidad sobre el capital invertido, ya que el rendimiento monetario solo dependerá de la forma en la que se inviertan los activos. El primer producto garantiza una rentabilidad mínima desde el momento en que se realiza la primera aportación dineraria.

Opciones interesantes

El Banco Santander te brinda una cantidad de opciones que puedes adecuar al tipo de plan de pensiones que más te convenga. Esta entidad bancaria cuenta con un interfaz en su página web que te permite aclarar tus dudas desde la comodidad de tu hogar.

Además, podrás simular, tras haber contestado una serie de preguntas, cuál es el plan que se adapta mejor a tu condición económica. Desde su plataforma podrás saber qué tipo de plan de pensión es el que se adecua mejor a tu perfil.

También cuenta con una herramienta web que te permite conocer cuál es el PPA que te puede generar mayor rentabilidad. Por ello, si tu intención es no arriesgarte y tener un plan garantizado que se corresponda a las aportaciones de dinero que realizas, puedes ubicar la opción que mejor se adapte a tus necesidades desde esta opción. Allí encontrarás el producto de ahorro que te permitirá incrementar tu capital, para que puedas usarlo adecuadamente cuando te jubiles.

Simulador del plan de pensiones:

En esta herramienta ubicada en la web del banco deberás responder varias preguntas para conocer el plan adecuado para ti. En primer lugar, solicitará la edad del futuro beneficiario, seguido del lugar de residencia (región o provincia), el salario neto anual percibido, el régimen de cotización (por cuenta ajena o propia), los años cotizados en el seguro social, el dinero ahorrado en productos de jubilación y la cifra ahorrada por concepto de otros bienes.

Planificación del plan de previsión asegurado:

Primeramente, dedica un espacio para aclarar cuál es el riesgo del producto tomando en cuenta dos fracciones. En el caso de la fracción 1/6, el riesgo sería menor, mientras que para la fracción 6/6 el riesgo será mayor. Seguidamente, se explica que el beneficiario gozará de una baja tasa de interés y ventajas en términos fiscales.

Asimismo, describe que el asegurado estará cubierto en caso de fallecimiento o invalidez parcial o absoluta. Del mismo modo, le asegura al usuario disponer del dinero ahorrado en caso de enfermedad o desempleo prologando. Y por último, establece que a partir del año 2025, la persona tendrá oportunidad de solicitar parte de los derechos económicos, en aquellos casos en que la antigüedad de aportaciones sea igual o mayor a diez años.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...