Estas son las ventajas de un plan de pensiones frente a un aumento de cotizaciones sociales

En comparación con las cotizaciones sociales, los planes de pensiones tienen varias ventajas que debes conocer.

Conoce las ventajas de los planes de pensiones sobre las cotizaciones sociales

Para los españoles, es bien sabido que las pensiones de los autónomos son bastante pequeñas y las causas de esto también son bien conocidas.  Para un 86% los trabajadores autónomos de España, la cotización tiene una base mínima, algo que no es favorable para el momento en que toca jubilarse.

Algunas personas piensan que la pensión de jubilación es poco digna; es por esto, quizá, que los expertos han sugerido que se reajuste o aumente la base de la cotización, especialmente cuando la base reguladora es usada como cómputo en el ámbito laboral.

Sin embargo, ciertos individuos hallaron alternativas privadas que les permitirán una adecuada calidad de vida durante los años de retiro. Entre ellos, los fondos de inversión, una alternativa bastante popular en los últimos tiempos. Si no has considerado esta opción, te mostramos sus ventajas a continuación:

Rentabilidad

Mediante un cálculo realizado a la base reguladora, se estima que para el 2022 se obtengan 25 años desde las bases de cotización de los trabajadores, actualizados con la inflación generada durante los últimos 24 meses en los registros oficiales de estadística.

En cuanto se haya calculado esta base reguladora, el cálculo se debe actualizar en pro de los años trabajados en términos brutos y 14 pagos. Con esto se espera obtener el resultado de la pensión mensual más las bonificaciones.

Suponiendo que la base de la cotización es de 1.000 euros por encima del monto mínimo durante los 25 años de trabajo realizado, la base reguladora se situará en unos 857,14 euros que se usarán como parte del cálculo final de la pensión para los jubilados.

La pensión en términos brutos estará representada por la posibilidad de acceder en un 100% a la base reguladora.

En cuanto a los planes de fondo de inversión para los pensionados, se puede acumular un capital mediante las aportaciones que se generen de forma mensual, a lo que se le sumaría la rentabilidad obtenida. Claro está, todo esto se definirá con el monto de inversión y los riesgos de la forma que se utilice.

Así que suponiendo que cotizamos la base mínima durante los 25 años de trabajos realizados en lugar de los 1.000 euros del ejemplo anterior.

Usaremos como ejemplo la base de cotización de este año, que es 932,78 euros y aportamos la cantidad restante para sumar 1.000 euros a un fondo de inversión, siendo de esta el total de 67,22 euros.

Se obtendrían unos 779,52 euros en la base reguladora, calculando antes también la pensión pública y por otra parte la rentabilidad obtenida por la inversión.

Cuando invertimos mensualmente en un fondo de inversión durante 25 años, se obtiene como resultado la suma de 20.116 euros.

Mayor flexibilizad

En un plan de pensiones existe mayor flexibilidad que en el caso de las pensiones por jubilación, ya que en estas las reglas están bien determinadas y desligarse de ellas no está permitido, a excepción de algunos casos de supuestos restrictivos que se encuentran estipulados en la Ley.

En estos se manejan cantidades de cotización en tiempo mínimos y de bases mínimas.

Con los planes de pensiones no son tan estrictos al momento de calcular los pagos de las pensiones de jubilación, a pesar de que sí se contemplan supuestos bastantes restrictivos, pero que al final no son tan rígidos.

Los trabajadores pueden realizar aportaciones cuando mejor les parezca y sobre el monto que prefieran, aunque sí existen planes que requieren de aportaciones mínimas.

En estos casos, lo instrumentos son más extensos y variados en riesgos y rentabilidad. Por su parte, son más flexibles con los fondos de inversión. Esto se debe a que se puede solicitar el reembolso total o de una fracción del capital antes del retiro.

Fiscalidad más efectiva

La fiscalidad dentro de los planes de inversión para jubilación como los fondos de inversión es mucho más atractiva que los que forman parte de las pensiones por jubilación.

En el caso de los planes, la inversión mensual es deducible hasta por la cantidad de 8.000 euros en el IRPF con un máximo del 30% del rendimiento neto del trabajador y de sus actividades como contribuyente.

De esa manera pueden ahorrar casi un 50% en su declaración fiscal anual. De igual modo, hay que destacar que se pueden traspasar la totalidad de los fondos de un fondo de inversión a un plan de pensiones, y viceversa, sin que ello implique pagar algún peaje fiscal. 

Se trata de un buen beneficio, que le abre al interesado un abanico de posibilidades.

De esta forma, el trabajador puede aplazar el pago de impuesto hasta el reembolso o el rescate de la inversión.

En los fondos de inversión solo se tributan las ganancias obtenidas por el trabajador y estas oscilan entre el 19 y 23 por ciento, mientras que en las pensiones públicas o los planes de pensiones estas oscilan entre los 19 y 45 por ciento. Si tienes algún tipo de duda, lo mejor es buscar asesoría especializada en el tema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...