España y Japón, retos para los sistemas de pensiones

¿sabes cómo se vislumbran las pensiones en España en muy pocos años? El asunto es algo complejo.

¿Qué tan grave es el panorama de las pensiones en España y Japón?

Las nuevas tecnologías y el avance en la medicina han logrado que la expectativa de vida de la mayoría de las personas se eleve de gran manera en los últimos años. Llegar a la tercera edad ya no es sinónimo de una muerte en el futuro cercano, sino que la mayoría de las personas aún tiene un largo camino que recorrer.

De hecho, de acuerdo con un informe emitido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la expectativa de vida para las mujeres que llegan a los 65 años entre el 2015 y el 2020 es de más de 21 años, mientras que los caballeros aún tienen 18 años más por vivir.

Sin embargo, esta nueva expectativa de vida no es una buena noticia para algunas economías. Si hablamos en casos específicos, los de España y Japón saltan a la luz cuando se asume que en el futuro cercano deberán lidiar con más pensionados en su nómina.

Los problemas de un sistema público

Las actuales perspectivas demográficas de estas dos naciones, de acuerdo con la OCDE, demuestran que para el año de 2050 en Japón de cada 100 personas entre 20 y 64 (la edad laboral) existirán 78 que ya superan los 65. Mientras que para la región española, para la misma fecha existirán 76 personas mayores de 65 por cada 100 entre 20 y 64.

Todo esto pone en tensión el gasto público que ya carga con una gran cantidad de peso en su nómina por la gran cantidad de pensionados que en ella existe. Y si se ve que a futuro esta crecerá en lugar de disminuir, hay problemas a la vista.

¿Cómo atacar esta situación?

Una de las leyes de la economía cuando se trata de un fondo de pensión es que por cada pensionado deben existir, por lo menos, dos cotizantes que sostengan el pago de este jubilado. Sin embargo, a futuro estos dos trabajadores serán dos retirados que necesitarán de cuatro cotizantes que respalden su pago.

Es por esto que, para mantener el tipo de plan de pensionados que ostentan España y Japón, el cual es cien por ciento público, el crecimiento demográfico debe ser constante. Sin embargo, esto último no es tan sencillo ya que se requiere de un crecimiento positivo constante en la demografía.

Ahora bien, de acuerdo con el economista Gary Becker, quien toma como ejemplo a los Estados Unidos, asegura que imponer una tarifa de entrada en países con problemas de inmigrantes ilegales solucionaría esta situación y acabaría con el problema de los ilegales.

En su tesis, Becker sostiene que el país recibiría un pago por cada persona que desee emigrar a este, el cual serviría para pagar a los pensionados, mientras que los inmigrantes se verían beneficiados de llegar a una economía más estable. Allí puede florecer tanto profesional como económicamente, aunque deberían renunciar a su derecho a pensión en un futuro.

Por lo visto, que se puede decir que existen varias maneras de atacar esta situación. Aunque cada una con sus pros y sus contras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...