Oblígate a ahorrar: Mándate una factura mensual

He aquí un truco de esos que seguramente no servirá para todos pero que puede suponer la diferencia para alguno. El problema de ahorrar, según yo lo veo, es que siempre esperamos a final de mes para pensar en ello, y evidentemente, la mayoría de veces ya andamos cortos de efectivo o sin efectivo en absoluto como para desviar algo a “la caja del futuro”.

Así pues, creo que la solución está precisamente en integrar el ahorro dentro de los gastos obligatorios que tenemos cada mes. Si te llega la factura de la luz, la pagas sin pensarlo, es el sistema que tenemos inculcado. Si piensas en ahorrar, solo piensas en ahorrar. Lo que hoy proponemos es una prueba que todo el mundo puede poner en práctica: Mándate una factura al mes con el importe del ahorro a pagar.

Ante este hecho, tienes que tener dos cosas claras. Primera, el importe no puede ser descabellado. Proponte una cifra que puedas permitirte pero que tampoco sea ridícula. La idea es poner por delante el ahorro ante los otros gastos, pero debe ser significativo, si ahorras 5 euros al mes no llegarás muy lejos. La segunda es la disciplina. Todo esto será inútil si te llega tu factura y la dejas en el buzón. En este caso no viene mal un poco de caña y de fuerza de voluntad, tu cuenta bancaria lo agradecerá.

Vía Money Hacks.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...