Nespresso y Netflix ya forman parte del IPC español

¿Sabías que el índice de precios de consumo (IPC), depende de ti? Lo que consumas o los servicios que utilices, influyen en su configuración. Fíjate lo que ha sucedido con Nespresso y Netflix.

El IPC, índice de precios de consumo, depende de ti

¿Te acuerdas de cuando empezaron a aparecer esa especie de diminutos vasitos metálicos, que parecían más para contener mermelada que para llevar café? Las llamaron cápsulas y había que introducirlas en una cafetera especial para conseguir un producto y aroma cafetero perfecto. Quien te iba a decir que ahora formarían parte del IPC español.

Pero más impensable aún es que lo haga también la estadounidense Netflix, empresa comercial de entretenimiento, porque de lo de las cápsulas han pasado ya casi 20 años, pero de las plataformas de visionado online no llevamos ¡ni diez años!

¿Qué es el IPC?

El IPC es el índice de precios de consumo que calcula periódicamente el Instituto Nacional de Estadística (INE), con los productos y servicios que actualiza cada cinco años. Están incluidos los bienes y servicios que más consume la población para que el índice sea relevante, por lo que hay que revisarlo cada cierto tiempo.

  • La parte más abultada del presupuesto, y creciendo, se destina a la alimentación y en ella se reflejan también los gastos destinados a hoteles, bares y restaurantes.
  • El siguiente mordisco fuerte se lo llevan los gastos de vivienda que incluyen el menaje del hogar, entre ellos los electrodomésticos se llevan la palma.
  • La medalla de bronce la reservamos para el desembolso en transporte, que incluye todo lo relativo a la automoción, donde destaca, lógicamente, la partida de combustible. Reducir gastos aquí sería, sin duda, beneficioso para el medio ambiente, y para el bolsillo.
  • En ropa y calzado tampoco se anda mal. En medicinas se gasta lo mismo que en bebidas alcohólicas y tabaco, quizá si se evitasen estos últimos, seguro que disminuiría lo destinado a medicinas.
  • Luego ya está la partida de los “juegos de azar”, que curiosamente es similar a la destinada a la enseñanza infantil, primaria, secundaria y universitaria juntas. O se juega mucho a la lotería o se invierte muy poco en enseñanza, y va a ser lo segundo.

El café, los vídeos y la música entran en el IPC

Entre los productos nuevos que van entrando a formar parte del IPC, este año llaman la atención las famosas cápsulas de café, en la sección de alimentación; y en el apartado de ocio y cultura los servicios de música y vídeo online.

Las cápsulas de café salieron al mercado en 1986 en tres países (Suiza, Italia y Japón), pero su despegue se dio en la década de los 90 y su momento álgido, a nivel mundial, llegó en el año 2000. Sus productos están basados en un sistema de cápsulas individuales donde apenas hay 5,5 gr. de café molido. Están hechas con aluminio, con un pequeño film plastificado que limita el contacto entre el aluminio y el café. Selladas herméticamente para evitar que se pierdan los aromas de los que dispone el café. Y cada cápsula tiene distintas mezclas dependiendo del modelo.

Necesitan unas máquinas cafeteras específicas capaces de producir el café a partir del contenido de las cápsulas monodosis. Cuando estas se insertan en la máquina, la parte superior es agujereada. Una vez que se activa, la cafetera comienza a calentar agua que es enviada a la cápsula a una presión de 19 bares, y el café va a la taza.

Las más famosas son de Nespresso y Nescafé Dolce Gusto, del grupo de empresas Nestlé con sede en Suiza. Nespresso cuenta con un modelo doméstico y un modelo especializado para clientes especiales como oficinas u hoteles. Existen también otras marcas como la de Marcilla.

En cuanto a los servicios de música y vídeo online se encuentran las siguientes empresas de entretenimiento:

  • Netflix: proporciona, principalmente películas y series de televisión, mediante tarifa plana mensual, por streaming multimedia, en cualquiera de los dispositivos, bajo demanda por internet. La empresa fue fundada en el año 1997 en California y comenzó su servicio basado en suscripción en 1999. Pero el salto clave lo dio con el servicio de visualización vía streaming, con la rápida popularización de la banda ancha.
  • Spotify: es una aplicación multiplataforma de una empresa sueca, empleada para la reproducción de música vía streaming. Ofrece un servicio gratuito básico y con publicidad y otros con una mejor calidad de audio, a través una suscripción de pago. Permite escuchar en modo radio, o buscando por artista, álbum o listas de reproducción creadas por los propios usuarios. El programa se lanzó en el 2008 al mercado europeo.
  • HBO (Home Box Office, “taquilla en casa”): es uno de los canales de televisión por cable y satélite más populares, propiedad de la empresa estadounidense Time Warner. Su programación está basada en el estreno de películas ya exhibidas en cine y en películas y series de producción propia, y la retransmisión de algunos eventos deportivos. HBO fue el primer canal de televisión por cable y satélite que no usaba la red de difusión terrestre de televisión habitual hasta entonces. En 1975 fue la primera cadena que emitió vía satélite y en 1986 la primera en codificar su emisión, para que sólo la recibieran quienes pagaban por la señal.

¿Te imaginas tomándote un café de cápsula que llena de aroma tu salón mientras sigues una de tus series favoritas o escucha música en streaming? ¿O tú eres, más bien, de los de tirar de sobre o cucharilla para prepararte el café instantáneo y tomártelo mientras zapeas por la tele esperando que caiga algo interesante? Sea como fuere, hagas lo que hagas, influye en el IPC, ¡que consuelo! ¿No?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...