¿Me conviene contratar un plan de pensiones?

¿Estás pensando en contratar un plan de pensiones? Te explicamos cómo funcionan para que decidas si realmente te conviene contratar uno.

plan pensiones

En un mercado que se ha vuelto complejo, y con una crisis que pone en riesgo la estabilidad de las pensiones, son muchas las personas que actualmente se preguntan si realmente les conviene firmar un plan de pensiones como inversión y ahorro de cara al futuro, o si son mejores otros productos que permiten disponer de la liquidez de ese capital como los fondos de inversión. Hay que decir que si bien pueden parecerse en la práctica, en la teoría uno y otro tienen finalidades distintas que conviene conocer para tomar la decisión adecuada.

Lo primero que hay que saber cuando se piensa en un plan de pensiones es que es un producto que combina inversión y ahorro en el largo plazo. Eso quiere decir que se puede seleccionar entre una serie de opciones, más o menos arriesgadas para procurar incrementar esa cifra de dinero que se está ahorrando. Pero, al mismo tiempo, no se podrá acudir a ese capital como si sería posible en el caso de otro tipo de inversiones como los fondos o como los propios depósitos. La idea detrás de un plan de pensiones es siempre la jubilación, aunque la actual ley permita recuperarlo en determinadas circunstancias.

Planes de pensiones: pros y contras que debes conocer

Entre las ventajas más importantes que podrían llevarte a invertir tu dinero, ya sea de forma periódica, ya sea en forma de unos ahorros que ya tienes acumulados en un plan de pensiones cabría destacar las siguientes:

  • Ahorro fiscal importante: todo lo que aportas a un plan de pensiones supone reducir la base imponible del año fiscal en el que haces la aportación al plan de pensiones. Actualmente, solo existe el límite de la cantidad aportada y eso podría suponer ahorrarte un buen dinero a la hora de presentar tu declaración del IRPF. El máximo que puedes deducirte al año son 8000 euros.
  • Múltiples productos para elegir: entre los planes de pensiones existen opciones para los que no quieren asumir ningún riesgo con el capital aportado asegurado. También existe la posibilidad de invertir en porcentajes ajustables al plazo fijo y al variable para incrementar la rentabilidad.
  • Pensión asegurada: teniendo en cuenta que nuestro sistema actual de las pensiones se tambalea por el envejecimiento de la población y por el desempleo tan elevado que tenemos, contratar un plan de pensiones supone asegurar una pensión privada en el futuro que, complementará a la pública asegurándote unos ingresos mensuales.

Entre las desventajas más importantes que podrían llevarte a invertir tu dinero, bien como capital, bien como una cuota que vas acumulando mes a mes, cabría destacar las siguientes:

  • No está disponible como sí ocurre en otros productos de inversión: para disponer del dinero que se aporta a un plan de pensiones hay que jubilarse. También se podría conseguir liberarlo si se está en desempleo de larga duración, si hay una baja permanente o accidente, o incluso, con la normativa actual, una vez hayan pasado 10 años desde la última aportación que se pretenda retirar.
  • No es una inversión sin ningún tipo de riesgos y hay comisiones bancarias que asumir: las comisiones bancarias asociadas a los planes de pensiones, sumadas a que muchos de ellos están actualmente en pérdidas en el mercado español lo convierten en un producto que hay que estudiar a fondo, sobre todo si pretendes que tu dinero se rentabilice y no acabar perdiendo nada de lo que has invertido.
  • Cuando se retira, se paga por ese dinero como si se tratase de una renta de trabajo: en el caso de retiradas íntegras, como capital, sí que se puede llegar a pagar mucho dinero en impuestos porque el ahorro fiscal que se acumuló al ingresar el dinero, se devuelve en parte ahora que se retira ya que el total del saldo disponible anualmente contará como rendimientos del trabajo. Para evitar que fiscalmente te penalice, tienes que hacer retiradas periódicas en forma de renta.

Como ves, los planes de pensiones, aunque los venden como si se tratase de un producto óptimo de ahorro, no lo son tanto si se analizan bien a fondo sus desventajas. Aún así, es cierto que la fiscalidad actual que se les aplica sí que podría hacer que algunas personas que pretenden garantizar su dinero a largo plazo, la encuentren como algo doblemente rentable. Por el momento, no existe ningún otro producto que permita reducir la base imponible de la renta y eso les convierte en una buena solución para el ahorro en impuestos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...